Marchas 1 de mayo

En medio de una mañana de domingo lluviosa más que fría, con el comercio cerrado legalmente, en Santiago se alistan los actos conmemorativos de un nuevo 1 de mayo, “Día del trabajador”.

Dos marchas, convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y el Comité Iniciativa Unidad Sindical (CIUS), marcarán una jornada precedida por el fallo del Tribunal Constitucional del pasado miércoles contra la médula de la Reforma Laboral que impulsa el gobierno; esto es, la titularidad sindical.

A las 10 de la mañana, representantes de la CIUS comenzarán a marchar desde la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins con Brasil hasta calle Matucana.

Media hora más tarde, la CUT, como todos los años, como ya es una tradición en la capital, recorrerá por la Alameda el trayecto que va desde la Plaza Los Héroes hasta la avenida Portugal, donde ya está instalado el escenario en el que hablará la titular, Bárbara Figueroa.

“Lo que tenemos hoy día como Constitución no nos permite, con una interpretación literal de este instrumento, avanzar en más derechos, no solamente a los trabajadores”, dijo días atrás la militante del PC.

Lo sueldos de la mitad de los chilenos

Esta nueva conmemoración del día que nació a fines del siglo XIX cuando miles de trabajadores se organizaron en Chicago, Estados Unidos, para protestar por las largas e inhumanas jornadas laborales en las fábricas, pilla a Chile una vez más con el lastre que arrastra desde prácticamente toda su historia republicana, la incorregible brecha salarial entre ricos y pobres.

Sí, porque se acuerdo a un estudio que dio a conocer la Fundación Sol a principios de 2015, la mitad de los trabajadores chilenos recibe un ingreso mensual por debajo de los 300 mil pesos.

Lo revelador de esa cifra es que si hablamos de que -según el FMI- el ingreso nacional per cápita llega los 24 mil dólares anuales, cada chileno ganaría  1,5 millones de pesos cada treinta; es decir, cinco veces lo que en realidad percibe la mitad de la población.

O sea, se infiere que hay personas que ganan muchísimo más que esos 24 mil dólares anuales para que el promedio nacional llegue a esa cifra.