Allamand Metro

A horas de que el Tribunal Constitucional de a conocer en profundidad el contenido completo del fallo que declaró como inconstitucional ciertas normas de la Reforma Laboral sobre titularidad sindical y beneficios de afiliación, la derecha lanzó sus dardos ante el veto presidencial anunciado por el Ejecutivo.

Según consigna El Mercurio, el diputado de Renovación Nacional, Nicolás Monckeber disparó que “nos parece lamentable que el Gobierno quiera legislar una ley importante que afecta directamente a los trabajadores con esta lógica del gallito”.

En esa misma línea el senador Andrés Allamand manifestó que “todo indica que el Gobierno, y digamos las cosas como son, cediendo a las presiones de la CUT, del Partido Comunista y del Partido Socialista, vetó las únicas normas que eran medianamente positivas y que iban en la dirección correcta en esta reforma”.

En tanto, desde la Unión Demócrata Independiente (UDI), el ex timonel Patricio Melero sostuvo que “nuevamente retrocedemos, y más que un ánimo de generar adaptabilidad y flexibilidad en las relaciones laborales, hay un ánimo de revancha frente a un Tribunal Constitucional que puso las cosas en su lugar”.

Vale decir que durante este fin de semana el ministro Marcelo Díaz indicó que el Ejecutivo, más adelante, enviará al Parlamento un nuevo proyecto que busca abordar la llamada titularidad sindical.

“La semana pasada se conoció el fallo del Tribunal Constitucional sobre el proyecto de reforma laboral, el Tribunal decidió por mayoría que las normas sobre titularidad sindical y extensión de beneficios por afiliación de ese proyecto son inconstitucionales. Desde que el Tribunal hizo público su acuerdo el Gobierno ha sido claro en señalar que lamenta esa decisión de mayoría, pero acatará íntegramente su veredicto, como corresponde a un Estado de derecho”, aseguró el vocero.

Según Díaz, “lo que el Gobierno propuso no fue un conjunto de normas aisladas entre sí, se trata de una propuesta integral de relaciones laborales”. Indicó que el Ejecutivo, de todas formas revisará los “pactos de adaptabilidad” relativo a jornadas de trabajo, horas extraordinarias, entre otros.

“Si se suprime la titularidad (sindical) se hace también indispensable suprimir las nuevas normas de quórum de negociación”, insistió.

“Chile no puede renunciar a tener relaciones laborales justas y eficaces, por eso tomaremos todas las medidas que nos permitan seguir avanzando en el marco de nuestra institucionalidad”, concluyó.