Contraloría-011

En medio de los actos de corrupción política y militar, la Contraloría creó la Unidad de Análisis de Declaraciones de Intereses y Patrimonio, con el fin de que el organismo fiscalizador pueda verificar su contenido y la evolución patrimonial en el tiempo.

Hay que recordar que actualmente el organismo fiscalizador, bajo la Ley 18.575, sólo podía recibirlas y custodiarlas sin entrar al fondo de las mismas.

Sin embargo, ahora, con la entrada en vigencia del nuevo cuerpo legal -el 20.880- de la entidad revisora, otro gallo cantará. De esta manera el contenido que las autoridades deberán revelar será más completo y no podrán obviar sus activos, toda vez que estarán obligadas a actualizarlas.

Esta última ley es la que regula el principio de probidad en el ejercicio de la función pública y la prevención y sanción de conflictos de intereses.

El contralor Jorge Bermúdez dictó la resolución exenta 1.349 que da cuenta de la creación de esta unidad, toda vez que está a la espera de que se dicte el reglamento en el Diario Oficial para que opere en propiedad.

La instancia, quedó radicada en la División de Auditoría Administrativa que estará a cargo de hacer cumplir la normativa.

Esta es la primera vez que la Contraloría tendrá estas facultades las facultades mencionadas.

De allí que cualquier sospecha que la entidad revisora encuentre, podrá enviarla al Consejo de Defensa del Estado o al Ministerio Público para que adopten las medidas pertinentes.

Lea la resolución del contralor