Carne A1

Un desafío. En eso se ha convertido el consumo de carne durante los últimos años, esto advertido por la irrupción de veganos y vegetarianos, quienes optan por abandonar su consumo bajo diversos argumentos, ya sea basándose en el amor desmedido que sienten por los animales o por los daños asociados a la ingesta, como el cáncer.

Al respecto, un nuevo estudio masivo realizado por investigadores estadounidenses descubrió que la carne no sólo provoca cáncer, sino que incrementa las probabilidades de morir.

Los científicos de la Mayo Clinic revisaron seis estudios a gran escala en los cuales le dieron seguimiento a la actividad de más de 1.5 millones de personas durante cinco años y medio hasta casi tres décadas. En la investigación participaron tanto veganos estrictos como quienes sagradamente comen carne una vez al día.

Lo que salió a la luz después de todos esos años fue el texto “Is Meat Killing Us?”.

Así, desde la organización New York Institute of Technology College of Osteopathic Medicine, recordaron que la dieta que tiene un gran potencial para hacer daño o sanar, y aunque lo anterior ya no es una sorpresa para nadie, lo que sí parece serlo es que un régimen con carne roja –entiéndase cerdo, res, cordero o embutidos- aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer, así como desencadena problemas de salud como la diabetes y una presión sanguínea elevada.

Pero lo peor aún ni siquiera se sospechaba: el análisis determinó que quienes salen más perjudicados son aquellas personas que consumen carne de vez en cuando.

Por otro lado, y para la alegría de los veganos, se confirmó que una dieta de estas características puede extender la esperanza de vida en varios años.

“Una dieta vegana ha demostrado mejorar varios parámetros de salud, incluyendo el retroceso de la enfermedad cardiovascular, la reducción del índice de masa corporal, la reducción de riesgo de contraer diabetes y la disminución de la presión sanguínea”, señalaron los científicos.

Así, quienes llevan más de 17 años practicando el celibato carnívoro pueden celebrar: la esperanza de vida se elevaría a 3.6 años. También pueden hacerlo quienes llevan menos tiempo practicando una dieta exenta de carne, aunque los beneficios en la salud sean un tanto menores.