luis nuñez marihuana

El ex artillero de la Universidad Católica, Luis Núñez, llegó ayer lunes hasta el Tribunal Oral en lo Penal de San Bernardo para enfrentar el juicio oral, tras ser imputado por delitos de narcotráfico, receptación de especies y porte ilegal de armas de fuego.

Según consigna La Tercera, la Fiscalía pidió 10 años de cárcel y una multa de 200 UTM por el delito mayor, mientras que añadió otros 541 días por los otros dos. Vale decir que el ex jugador cruzado ya lleva 977 días en cana.

Pues bien, por su parte Lucho Núñez se declaró inocente de poseer el revólver Colt que fue encontrado en su casa. También solicitó ser absuelto del delito de receptación de especies.

En la audiencia a la que llegó engrillado de manos y pies, Luis Núñez contó en detalle cómo fue ese lamentable vida que marcó un giro de 180 grados en su vida.

De acuerdo al matutino, el delantero relató que “a mediados de julio de 2013, D. O., un amigo, me invitó a La Serena a hablar con Legua (Mauricio, otro de los imputados). Estuvimos dos días en La Serena. Volvimos y me pidió colaborarle con plata para un negocio de drogas, de cinco millones. Le ofrecí un millón doscientos mil pesos para apoyar el tema del tráfico. El 20 de agosto, estaba en el estadio viendo a la UC con Emelec. Me pidieron ir a buscar a Mauricio al aeropuerto. Nos fuimos a un restorán en La Florida y luego a mi departamento”.

En resumen, la movida apuntaba a ingresar al país 150 kilos de marihuana, teniendo conexiones en Bolivia, Calama y La Serena.

En cuanto a su papel en esta operación, Núñez agregó que “D.O. se encargaría de vender la droga. Yo iba a recibir ganancias por lo que había hecho… Llegando a Santiago, (la droga) se vendía y me daban mi porcentaje por la colaboración con dinero y con las camionetas. Aporté $ 1,5 ó $ 1,4 millones. Sólo me ofrecieron una parte de las ganancias. No recuerdo cuánto”.

En otros pasajes de su testimonio, el goleador cruzado reconoció que cayó en este negocio para superar los problemas económicos que sufría por no jugar en la UC hace varios meses.

En momentos en que la droga ya había llegado a destino final -las manos del grupo- la policía ya tenía todo controlado. Ese día Núñez se encontraba refugiado en la casa de su polola y ya había gestionado con un tío la entrega de ropa para estar bien en dicho lugar. Pese a ello, a las 5 de la tarde fue detenido. Desde ese episodio todo cambió en la vida del ex jugador.

Según La Tercera, en la audiencia también se mostraron escuchas telefónicas donde Núñez se siente preocupado por la forma en que se va desarrollando la operación. Esto se acrecentaba en ratos en que perdía el rastro de sus cómplices.

Juan Hernández, abogado defensor del jugador espera que su pena no sea superior a 7 años de presidio, puesto que “ha reconocido su delito. Participó en esto por los problemas económicos derivados de un año sin jugar. Está arrepentido”.

Ex UC Luis Núñez rompe el silencio a más de dos años de estar en cana – The Clinic Online