leon

Franco Ferrada (20 años), el joven que ingresó ayer por a la mañana a la jaula de leones en el Zoológico Metropolitano, permanece con riesgo vital conectado a un ventilador mecánico, según informó Sebastián Ugarte, médico jefe de la Unidad de Pacientes Críticos de la Clínica Indisa.

El doctor Ugarte informó que Ferrada, quien intentaba suicidarse, sufrió varias lesiones y traumatismos en la cabeza, cuello y zona pélvica. Además señaló que se encuentra sedado con drogas vasoactivas para mantener su corazón y circulación.

“Tuvo compromiso en su corazón, durante un rato estuvo muy lento. Prácticamente se detuvo, pero salió adelante. En estos momentos tenemos mucha esperanza de que se va a recuperar bien”, señaló.

Según lo comentado por el doctor de la Clínica Indisa, Franco sigue dormido. “Esperamos que durante las próximas 24 horas tengamos mejores noticias”, explicó.

La autoridad médica sostuvo que el traumatismo se inicia con el ataque de los felinos, pero que el efecto del sedante inyectado a los animales sí complicó la salud del joven de 20 años. “El conjunto de cosas tuvo un efecto sobre él, por fortuna sigue recuperándose”, dijo.

Sobre la existencia de trastornos psicológicos, la autoridad informó que “el papá no tiene antecedentes psiquiátricos de Franco, pero sí comenta que podría tener alteraciones en su conducta”. Esto debido a que, según testigos, el joven habría gritado consignas relativas al Apocalipsis.