madrid

Al igual que en 2014 en Lisboa, los colosos de la capital española, el Madrid y el Atlético se miden en la final de la UEFA Champions League.

En esta oportunidad, el escenario es el mítico estadio San Siro de Milán, en donde pese a que el premio es el mismo, las motivaciones corren por carriles diferentes.

El equipo de Zidane, que dos años atrás venció a este mismo rival de la mano de Carlo Ancelotti, busca confirmar por qué es el más ganador en toda la historia de Europa. La Casa Blanca ostenta 10 títulos (más que cualquier otro) y esta tarde espera sumar su undécima “Orejona”.

Por el lado del cuadro que maneja el argentino Diego Simeone, la tarea es romper el maleficio y levantar por fin el ansiado trofeo.

“Me encanta tener 113 de años de historia en la espalda”, dijo en la previa el “Cholo”, mientras el francés, que ya ganó como jugador la copa en 2002, planteó que “lo que tenemos que hacer es correr, correr, correr y correr”.

Sergio Ramos, emblema de lo merengues, advierte que el hambre es la misma de siempre. “No tenemos menos ganas porque les ganásemos hace dos años”.