fielbaumok

El actual vocero de Izquierda Autónoma, Andrés Fielbaum, reveló los detalles del quiebre al interior del movimiento político que, hasta ahora, era liderado por el diputado Gabriel Boric.

La decisión de tomar distancia del legislador magallánico se tomó el martes pasado en una reunión en la sede de la Fundación Nodo XXI, donde militantes que participaron de asambleas paralelas resolvieron emprender un camino propio por diferencias políticas con Boric.

Fielbaum ha sido respaldado por cuatro de los nueve miembros de la mesa directiva, tres de los cinco presidentes de federaciones estudiantiles -incluida la FECh- miembros de Nodo XXI, los ex Surda y todos los dirigentes de la Chile.

En entrevista con El Mercurio el ex dirigente estudiantil explicó que el quiebre con Boric se debe a diferencias fundamentales en la forma de hacer política y construir un movimiento autonomista a largo plazo.

“Se empezó a hacer nítido que había al menos dos maneras distintas de comprender el proceso de construcción de un movimiento político. Diferencias que eran abstractas, pero que luego se tradujeron en decisiones concretas. Tienen que ver con lo que ha sido la forma histórica de construcción del autonomismo, como un proyecto a largo plazo que tiene que situarse en las fuerzas sociales que protagonizan los movimientos que hay en la sociedad. En este caso ha sido importante el movimiento estudiantil, pero por supuesto no es el único. Versus una idea que puede parecer más intuitiva, pero no se queda en el corto plazo. Una idea populista, pero no en el sentido tradicional, sino que en el sentido de intentar aglomerar diversos malestares más allá de que no tengan organización detrás, que sean poco coherentes entre sí, para intentar luego trasvasijar ese malestar en un supuesto mejor desempeño electoral”, señaló Fielbaum.

Consultado sobre si la forma de hacer política de Garbiel Boric era populista, el ex presidente de la FECh, aseguró que “bajo esa acepción de populismo, tiene mucho de eso. Tiene mucho de una prioridad para poder construir de la forma más rápida posible un movimiento con muchos militantes, en muchos lugares, con mucha capacidad electoral, pero con menor nivel de densidad y por lo tanto con mucha mayor fragilidad. Y para nosotros se empieza a hacer muy visible que hay un riesgo grande de que se termine desfigurando el proyecto histórico del autonomismo. Y que lo que se termine construyendo sea un PPD más a la izquierda. Digo PPD adrede, no un PS, una DC, sino un proyecto sin una sustancia, sin orden, solamente con algunas pocas figuras conocidas”.

Para Fielbaum, la Autónoma tenía un “riesgo muy grande” de caer en el caudillismo.”Hay varios episodios que ratifican esa idea de que se estaba instalando una forma de ejecutar política, sin pasar por los órganos nacionales, sin pasar por órganos colectivos y, por tanto, poco democrática y caudillista, y frente a eso nosotros nos rebelamos”, enfatizó.

En relación a qué pasará con los disidentes, Fielbaum afirmó que “obviamente no puede haber dos grupos con el mismo nombre. Pero respecto de cómo se van a organizar, hay que preguntarles a ellos. Espero que el grupo de Boric podamos tener la mejor relación”.

Sobre el futuro de la IA, Fielbaum aseguró “una de las cuestiones fundamentales es que esto nos permita poder volver a colocar nuestra energía y nuestra acción a lo que nos interesa: el avance de la reforma educacional. Además, empezamos a discutir lo que va a ocurrir en el plano electoral. Vamos a tener una presencia acotada en las municipales en Corral y posiblemente en Tomé. Pero también estamos mirando las parlamentarias”.