sexo YT

Un grupo de 16 hombres decidió someterse a una íntima y certera pregunta sobre su sexualidad: ¿En qué piensan para no terminar tan rápido el encuentro placentero con sus parejas?

El estudio publicado por el portal Vice.com arrojó los siguientes resultados y que dejan de manifiesto que todo el poder está en la mente cabros:

Jono (23), de Reino Unido:
“Me gusta imaginar cómo sería el capitalismo si fuera una persona y cuánto dolería si me pisara las bolas en serio, no en sentido figurado”.

Paolo (26), de Italia:
“Pienso en la cara de los perros cuando cagan. ¿Nunca has visto la cara de estúpidos que ponen? Como si estuvieran asustados porque están cagando y no pueden correr si están en peligro”.

Pablo (21), de España:
“Trato de recordar todas las selecciones de futbol que puedo. Es simple pero siempre funciona”.

Leon (23), de Italia:
“Me concentro en la sensación de tener algunos fragmentos de vidrio en la boca. No sé por qué pero me da mucho miedo. Cuando eso no es suficiente, imagino que esos fragmentos en realidad son astillas de vidrio. Siempre funciona, a veces hasta hace que se me baje la erección. De hecho, pensar en eso ahorita me da escalofríos”.

Zoran (26), de Serbia
“Nunca he sido bueno con los números o las matemáticas. Por eso trato de hacer cálculos durante el sexo. Por ejemplo, tomo dos números grandes como 17 y 54 y trato de multiplicarlos. Es difícil pero efectivo”.

Alexandru (28), de Rumania
“Normalmente trato de pensar en videojuegos. Como buen gamer, cierro los ojos y pienso automáticamente en el nivel que me quedé. Así siempre me distraigo. Y si no funciona, pienso en la posibilidad de dejar a la chica embarazada o tener que salir a comprar la pastilla de emergencia a las 3AM”.

Elliot (21), de Reino Unido
“Normalmente pienso en cosas que son un shock para el cuerpo, como que te atropellen o que te den un golpe en la cara. Rara vez, cuando estoy desesperado, pienso en la Reina en bikini”.

Cyril (27), de Francia
“Siempre uso el mismo truco: me concentro en un elemento particular de mi entorno. Estudio el patrón de las sábanas, veo fijamente las grietas de la pared o me enfoco en el marco de la cama. Hasta ahora no me ha fallado”.

Mickey (23), de Países Bajos
“Normalmente pienso en cosas que me dan asco. Una vez vi a mi papá echándose una caca. Esa imagen nunca falla”.

REVISA TODOS LOS TESTIMONIOS PINCHANDO ACÁ (CRÉDITOS Vice).