orlando-efe

El chileno José Francisco Arriagada estuvo a punto de asistir al club nocturno Pulse, recinto que fue escenario de la terrible matanza que dejó a más de 50 muertos en Orlando, Estados Unidos.
En conversación con 24Horas, Arriagada contó que estuvo a un pelito de ir, sin embargo, “por alguna razón, a última hora no fui, me arrepentí y me fui a otro lugar que está cerca”.

Pese a ello, relató que sus amigos y una ex pareja no tuvieron la misma suerte y vivieron un triste desenlace.

Antes de eso recordó que uno de ellos milagrosamente sí logró salvarse: “fue al baño, escuchó los disparos y lo primero que hizo fue arrancar al night club. Después, el tipo que tenía la metralleta de asalto comenzó a decir que ya podrían salir, que ya se había ido, mucha gente se escondió en los baños. Pero comenzaron a salir, él comenzó a disparar”, pero él consiguió escapar ileso.

Sobre sus otros cercanos, el chileno relató que “mi otro amigo, cuando escuchó los disparos, corrió para salir. Y otro, que provenía de República Dominicana, quedó gravemente herido, no pasó la cirugía y falleció esta mañana en el hospital (…) y mi ex pareja sigue desaparecida”.

En otros pasajes de la conversación, Arriagada se mostró sumamente sorprendido por el hecho, ya que en esa zona “la comunidad LGBT es muy unida y fuerte, una comunidad muy grande (…) De hecho, la semana pasada fue ‘gay days’, una fiesta que dura una semana, donde provienen homosexuales de todo el mundo”.