vocerooo

Tal como lo dijera ayer la Presidenta Michelle Bachelet, y tal como también lo sostuvo esta mañana la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, el gobierno, por medio del vocero Marcelo Díaz, salió a cuestionar los hechos de violencia que han acontecido en medio de algunas movilizaciones estudiantiles.

“La gente está cansada de movilizaciones que terminan en destrozos y en hechos de vandalismo, creo que tanto lo que ocurrió con la Iglesia de la Gratitud Nacional como el Internado Nacional Barros Arana marcaron un punto de inflexión respecto del repudio ante este tipo de actos”, afirmó el secretario de Estado.

Según dijo Díaz, “poco tienen que ver estas movilizaciones o actividades con aquellas movilizaciones del 2011 que gatillaron el debate en el que hoy estamos inmersos, una reforma muy profunda al sistema educativo. Yo creo que eso es lo que la gente espera, que hagamos cambios profundos y que los podamos concretar”.

“Hemos tenido abiertas las puertas para el diálogo siempre, y nosotros repudiamos y rechazamos, como lo hace la inmensa mayoría de los chilenos, las acciones de carácter vandálico que ha habido con ocasión de estas convocatorias”, apuntó.

Respecto de la movilización no autorizada de hoy por el centro de la capital, expresó que “estas marchas no fueron autorizadas entre otras cosas porque no daban garantías de desarrollarse en condiciones pacíficas, que es lo que uno espera de cualquier marcha o movilización”.

Durante la jornada, los estudiantes marcharon por el Parque Forestal, hasta calle Puente y luego se dirigieron al Paseo Ahumada. Desde ahí, intentaron pasar hacia el poniente por la Alameda, pero fueron contenidos por la policía en calle Bandera, cita emol.