bacheletmichelle

Un poco más de dos meses duró la primera fase de los encuentros locales propuestos por el proceso constituyente que impulsa el gobierno de Michelle Bachelet.

Así, el día de ayer y en una ceremonia realizada en el Patio de las Camelias, la mandataria se refirió al contexto constitucional e hizo una evaluación del desarrollo y participación que experimentaron los diálogos ciudadanos.

“Hubo voces escépticas y llamados alarmistas, pero paulatinamente primó la confianza. Hoy podemos decir que fueron muchos más los que entendieron que era preferible ser parte de la historia que intentar frenarla” expresó la Presidenta.

75 mil consultas individuales, 15.860 encuentros inscritos y 6.025 efectivamente realizados fueron los principales números que figuraron, y es que si bien por parte del Ejecutivo nunca se hicieron públicas cifras específicas sobre cuantos encuentros locales podrían esperarse, advierten que en un principio y según Nicolás Eyzaguirre, ministro de la Segpres, dos mil encuentros significarían una cifra satisfactoria.

Respecto a la participación de la misma Presidenta en los encuentros locales, Michelle Bachelet admitió que si bien su misma hija, Sofía Henríquez, convocó a amigos y cercanos en su propia casa, la mandataria decidió no formar parte de los números de este proceso constituyente. “Yo no participé, no intervine. He tratado de ser lo menos interviniente posible para que este proceso sea realmente lo más espontáneo y refleje la mirada del país” agregó la mandataria.

En cuanto a los dichos de la oposición frente al balance de ésta primera etapa de diálogo, Hernán Larráin, presidente de la UDI, dijo que “sin duda que la cifra de participación es muy baja. En las primarias, con la quinta parte de apoyo publicitario, con mucho menos tiempo para hacer las cosas, hubo muchísima más participación que en este proceso. La Presidenta está magnificando un hecho ‘chiquitito'” .

Por su parte y desde RN, Nicolás Monckeberg añadió que “la baja participación en los cabildos, a pesar de toda la difusión del Gobierno, viene a confirmar que la gente no le cree a este proceso”.

Sin embargo, la Jefa de Estado aseguró que esta no es una discusión “matemática”, sino -resaltó- se trata de un “hecho inédito” en la historia de Chile.