Bagdad EFE

A 250 aumentó la cifra de víctimas fatales tras el atentado ocurrido el pasado domingo en Bagdad, la capital de Irak.

Según informó el Gobierno de dicho país a la BBC, el ataque perpetrado por un coche bomba, que fue atribuido por el autodenominado Estado Islámico, se ha convertido en el más sangriento en la historia de Irak desde la invasión norteameticana en 2003.

El Ministerio de Sanidad había contabilizado antes de esta actualización a más de 200 heridos.

Recordemos que el atentado ocurrió cuando un camión cargado de explosivos fue detonado en Karrada, una zona comercial de Bagdad, el pasado domingo justo en el último día del mes Rmadán, ritual sagrado para los musulmanes.

La población de dicho país se ha mantenido desde ese día en luto oficial haciendo vigilias para llorar a las víctimas.