Ignacio-Sánchez-A1

Las universidades públicas no estatales, agrupadas en el G9, señalaron que el Gobierno tiene claras intenciones de generar un quiebre en el Cruch, todo esto en medio de la discusión por el proyecto de reforma a la educación superior y el posible trato preferente a los planteles del Estado.

Según consigna La Tercera, el rector de la U. Católica del Maule, Diego Durán, sostuvo que “creemos que en el gobierno hay una intencionalidad de generar un quiebre en el Cruch, y eso lo hemos visto desde los primeros power point que nos presentaron hace dos años”.

Agregó que la minuta del gobierno no habla de la permanencia del Consejo de Rectores. A su vez, se apunta a destinar fondos basales sólo para planteles estatales, cambiando todo el sistema que rige hasta hoy.

“Esto no se trata de pelear por un poco de plata, hay una señal de terminar con el respaldo que por 60 años han tenido todas las universidades del Cruch para restringirlo sólo a las estatales. Este gobierno tomó la decisión de quitar el respaldo a instituciones públicas”, disparó Durán.

En tanto el rector de la UC, Ignacio Sánchez enfatizó que aunque “el Cruch existe por ley y no se va a acabar por esto, sí se ha producido una división muy importante. Eso es lamentable y es responsabilidad del proyecto si se confirma. Van a tener un consejo muy dividido”.

Desde la U. Austral, su rector Oscar Galindo manifestó que “nuestras instituciones dejan de ser consideradas como coadyudantes de la función pública del Estado. Este es un problema conceptual que tiene efectos en el sistema de educación superior en relación al rol del Consejo de Rectores y de nuestras universidades como asesores del Estado en materia de educación superior, además del efecto en el financiamiento con el fin de los aportes basales”.

Sergio Lavanchy, rector de la U. de Concepción lamentó que el hecho de “no invitarnos a la reunión del viernes es una muestra más de la poca consideración que se le da a nuestras universidades”.

Lanzó también que “la minuta nos deja con una preocupación muy profunda, porque no se establece un marco de un conjunto de universidades de carácter público, sino que se circunscribe el fortalecimiento sólo a las universidades del Estado, no nos oponemos a ese fortalecimiento, pero no entendemos por qué tiene que ser excluyente y no puede haber un grupo de instituciones públicas. Se nos deja tipificados como privadas que adscriben a la gratuidad”.

En la U. Católica de Temuco, el rector Aliro Bórquez, cuestionó que el proyecto “se entrega la responsabilidad e interés público sólo a las universidades estatales”.

“Creo que el Cruch ya no existe y esta división la creó el gobierno al no invitar al G9 a la reunión del viernes”, cerró.