caparros

“La lucha contra el hambre es uno de los grandes lugares comunes, uno de los clichés más habituales”, apunta el periodista y escritor argentino, Martín Caparrós, quien se ha dedicado a investigar durante los últimos años la escasez alimentaria que padece más del 10% de la población del planeta.

“Uno piensa en hambre y piensa en cifras y porcentajes. No en personas. Así se abstrae para quitarle su potencial de violencia”, afirma Caparrós, recoge el diario El País de España.

Según advierte Caparrós, detrás del hambre no hay una cuestión de producción, sin un problema político.

“El hambre actual es el más canalla de la historia. Ya no es un problema técnico, sino político”, asevera.

En ese sentido, opina que el hambre “no es un problema de pobreza, sino de riqueza”, pues si hay personas que que efectivamente pasan hambre es porque otros comen de manera “absolutamente desproporcionada e injusta”.

“Los desnutridos son los malnutridos de las sociedades ricas, y muchas veces los obesos son los malnutridos de las sociedades pobres”.

“Nadie está a favor del hambre: pero lo que marca la diferencia es qué se hace cuando se está en contra de algo”, lanza el cronista.

En 2015, Caparrós publicó precisamente “El hambre”, una investigación que realizó tras recorrer realidades de distintos países el mundo, de Chicago a Níger o de Bangladesh a Argentina.

“El problema no es que no haya, sino cómo se distribuye”, reitera.