Cámara de diputados A1

Una suerte de balde de agua fría recibió este martes Chile Vamos luego de que fracasara, al menos por ahora, su intento de interpelación a la ministra de Justicia, Javiera Blanco.

Según consigna Emol, la ofensiva de la derecha no consiguió el quórum necesario de 39 votos en la Cámara de Diputados. La discusión terminó con 25 votos a favor y 19 abstenciones. Entre los motivos que generaron el traspié esta la ausencia de parlamentarios, entre ellos el de la interpeladora Marcela Sabat (RN).

Sobre ésta última, el diputado José Manuel Edwards (RN) explicó que “llegó sólo un minuto tarde, estando en el edificio”.

Sobre los motivos de esta jugada contra Blanco, explicó que “los errores de no haber estado son individuales, esto es un tema administrativo…lo bueno es que se incorpora la designación de Solange Huerta y las declaraciones de Tulio Arce”.

Por su lado, el diputado UDI Gustavo Hasbún manifestó a la prensa que “es impresentable que la Nueva Mayoría se haya abstenido y no haya querido interpelar a la ministra, es impresentable que se escondan. Eso muestra el nivel de complicidad que hay al interior de la Nueva Mayoría, no es solo un tema de votos nuestros”.

En tanto, el parlamentario Felipe Ward señaló que pese a la falta de quórum durante esta jornada, “la interpelación se va a producir igual, esto no la retrasa ni en un día. Se vuelva a presentar y se vuelve a votar mañana (miércoles)”.

“A través de una maña política la Nueva Mayoría ha intenta retrasar una interpelación a una ministra que está cuestionada, pero la interpelación se va a producir igual. La ministra va a tener que responder y esperamos que responda, no como otros ministros”, reiteró.