2 de JUNIO del 2016/SANTIAGO  Estudiantes de la CONES Y Confech llegaron hasta las afueras de la sede del partido Demócrata Cristiano para protestar mientras se realizada un conclave de la Nueva Mayoría sobre la educación pública. En la imagen la vocera de la Confech Camila Rojas realiza un punto de prensa a las afueras de la sede de la DC     FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) convocó hoy a una nueva marcha por las calles de Santiago, para protestar en contra de la reforma educativa impulsada por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

La manifestación, que está fijada para el próximo 28 de julio, se realizará para condenar la “educación de mercado” y para criticar la actuación que han tenido la ministra de Educación, Adriana Del Piano y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en la tramitación del proyecto educacional.

La agrupación de estudiantes solicitó este viernes una autorización a la Intendencia Metropolitana para marchar por la Alameda, la principal arteria de Santiago y una de las más transitadas por los capitalinos.

“Es un recorrido que hace rato que no hacemos como estudiantes, así que ingresamos esta solicitud”, señaló a los periodistas la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Camila Rojas.

La reforma educacional, según los estudiantes, mantiene una lógica de mercado y deja la puerta entreabierta al lucro en la educación universitaria, además de incumplir la promesa de gratuidad universal comprometida por el Gobierno.

La gratuidad en la educación superior universitaria fue una de las principales demandas de los estudiantes que desde 2011 se lanzaron a las calles para reclamar su derecho a estudiar sin estar condicionados por su capacidad económica.

La iniciativa fue incluida en el programa electoral del segundo mandato de Bachelet y se estableció que el 70 % de los estudiantes más pobres podrían acceder de forma gratuita a la universidad, sin embargo, tras la brusca desaceleración económica que golpeó al país este año, el Gobierno recortó la cuota de forma considerable.

Desde el pasado 21 de mayo, el Ejecutivo modificó en más de cinco ocasiones las propuestas de gratuidad, lo que desconcertó a la comunidad estudiantil y empujó a miles de personas a marchar de nuevo por las calles de las principales ciudades del país.

Muchos colegios y sedes universitarias se mantienen ocupadas por los alumnos, que de seguir la iniciativa de fuerza arriesgan a perder el año.

Infografía: Así se calcula la educación superior gratuita y universal según la reforma del Gobierno – The Clinic Online