Miguel Enríquez YT

En la misma casa ubicada en el 275 de calle Santa Fe, en San Miguel, se llevará a cabo hoy desde las 09 horas la primera reconstitución de escena del asesinato de Miguel Enríquez, Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), ocurrido el 5 de octubre de 1974.

La diligencia, ordenada por ministro Mario Carroza, buscará despejar la dudas sobre la versión hasta ahora conocida de un patrullaje de rutina que terminó en un enfrentamiento entre la cúpula clandestina del MIR y la DINA, o la tesis de una “ejecución”.

La causa se inició tras una querella de la Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) con apoyo del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, en la que también son querellantes su expareja Carmen Castillo y su hijo Marco Enríquez-Ominami, para definir si hubo o no premeditación en el homicidio de Enríquez.

La idea de la reconstitución de escena es elaborar un informe para contrastarlo con los antecedentes ya recabados en la causa y eventualmente dictar alguna medida, ya que en esta causa no existen hasta el momento procesados.

LA VERSIÓN DE KRASSNOFF
Según declaró el 12 de agosto el brigadier Miguel Krassnoff Martchenko, encargado del patrullaje de 1974 al mismo Carroza es que recibió -junto a un grupo de carabineros que lo acompañaba- un dato de parte de unos niños que jugaban en la calle y que al momento de revisar el inmueble, recibieron ráfagas de fuego desde el interior por lo que tuvieron que repeler el ataque.

Según Krassnoff, su misión era detectar depósitos de armamento, explosivos y casas de seguridad del MIR para “desmantelar su infraestructura logística y de esa manera neutralizar su accionar violentista” y señaló que sólo días después del incidente se enteró que la esa casa era “la guarida de la comisión política del MIR”.

Sin embargo, para los querellantes existen varios puntos que levantan dudas sobre el operativo llevado a cabo en esa oportunidad. Según varios testigos, fueron al menos 20 uniformados los que participaron en él, e incluso contaron con apoyo un helicóptero y una tanqueta. En el expediente de la causa se señala que en la escena aparecieron otros personajes siniestros de la Dina como el coronel (r) Marcelo Moren Brito y el exagente Osvaldo “Guatón” Romo, quien fue reclutado por el mismo Krassnoff para acabar con el MIR.

A eso se suma la declaración de Carmen Castillo -embarazada de seis meses a la fecha de ese incidente- quien dijo haber sido alcanzada por una granada durante el enfrentamiento y que fue salvada pos tiroteo por el actuar de una vecina y otros trabajadores de los Hospitales San Borja y Militar y por ningún motivo por alguna gestión de Krassnoff.

Ambas versiones podrán ser contrastadas por el ministro Carroza, ya que tanto Castillo como Krassnoff asistirían a la reconstitución de esta jornada. Junto a ellos, también participaría la exagente de la DINA Teresa Osorio y otro exagente, además de Humberto Sotomayor, uno de los jefes del MIR de la época que alcanzó a escapar del tiroteo y Cecilia Jarpa, otra militante que esperaba ese día a Enríquez en un automóvil.

Otra de los presentes será la presidente de la AFEP, Alicia Lira, primera querellante en la causa, quien destaca que el cara a cara entre Krassnoff y la sobreviviente Carmen Castillo dará luces sobre lo que en verdad ocurrió ese sábado 5 de octubre “para que se muestre que fue un aniquilamiento y no un enfrentamiento como han dicho”.

“Con la presencia de la compañera Carmen Castillo el victimario no va a tener dónde refugiarse y así se pondrá la verdad sobre la mesa, quedando de manifiesto el pacto de silencio que hasta ahora mantienen con mentiras algunos presos de Punta Peuco y otros colaboradores de la dictadura cívico militar”, señaló.

La versión de Krassnoff sobre el crimen de Miguel Enríquez: Unos niños habrían delatado, por casualidad, al líder del MIR – The Clinic Online