Sabat A1

Tras una tensa sesión en la Sala de la Cámara de Diputados, se dio por finalizada la interpelación a la ministra de Justicia, Javiera Blanco. La secretaria de Estado respondió las preguntas realizadas por la diputada de Renovación Nacional, Marcela Sabat, por cerca de dos horas.

Por medio de 13 interrogantes la legisladora cuestionó la gestión de la secretaria de Estado en torno a la crisis que enfrenta tanto el Servicio Nacional de Menores (Sename), como Gendarmería de Chile, acusándola de mentirle al país.

“Ha fallado en el control de todos los organismos que por ley de usted dependen”, disparó al inicio Marcela Sabat.

La hija del ex alcalde de Ñuñoa partió cuestionando a la ministra las muertes de niños, niñas y jóvenes al interior de los centros del Sename, acusando a Blanco de haber tenido a su disposición más de 20 informes relativos a las malas condiciones en las que se encuentran y no haber tomado ninguna acción concreta.

La secretaria de Estado por su parte se negó nuevamente a entregar la cifra total de menores que han muerto en los últimos años bajo el cuidado del Sename.

“No voy a dar un cifra hasta que no estemos certeros de ello”, afirmó, asegurando que esta es una oportunidad para transparentar lo que en 37 años nunca se ha hecho.

Respecto de la polémica por las altas pensiones otorgadas a ex funcionarios de Gendarmería, la Ministra señaló: “La respuesta es una sola: no tenemos cómo tener conocimiento de las pensiones que no calculamos”. Sabat acusó a Blanco de haber tenido conocimiento de estos antecedentes cuando fue Subsecretaria de Carabineros en el primer gobierno de Michelle Bachelet, cuando fue requerida por un sumario que investigó la materia.

Por otro lado, la secretaria de Estado descartó cualquier intervención del Ministerio de Justicia en las contratación que se hacen en dicha institución. “Son siempre de resorte del jefe de servicio”, insistió.

Durante la sesión la diputada reiteró en varias oportunidades que la ministra le ha mentido al país al asegurar que no sabía de lo que ocurría en Gendarmería con los denominados “jubilazos”.

Los asistentes de la Sala, en su gran mayoría funcionarios públicos, se manifestaron en diversas ocasiones en contra de las respuestas de la ministra Blanco. Por lo que tras finalizar la intervención de Sabat, fueron desalojados del lugar por el presidente de la Cámara.