Nabila Rifo

“Soy Nabila Rifo, sí, la sobreviviente de un hecho brutal, pero además soy hija, sobrina, prima, pero por sobre todo madre”, así inicia la carta que con la que la víctima de violencia vuelve aparecer para pedir que cuiden la intimidad de sus seres queridos, consiga La Tercera.

Nabila dice que junto a su familia, han tratado de proteger a sus cuatro hijos de la exposición que están viviendo. La mujer pide que no publiquen los nombres de sus niños para “proteger su infancia, su alegría y su inocencia”, porque vive en una ciudad pequeña donde son fácilmente identificables.

“Le quiero agradecer a todas aquellas personas que nos han tenido presente en sus oraciones (…) No me rendiré pese a todo lo adverso que he tenido que vivir”, dice.

Rifo fue dada de alta el mes pasado y recientemente declaró su testimonio a la Fiscalía local de Coyhaique, donde reconoció a su expareja, Mauricio Ortega, como el agresor.

Tras el brutal ataque que movilizó la temática de violencia de género en nuestro país, Ortega,  fue imputado como responsable del hecho, por el cual se encuentra  recluído en la cárcel de Coyhaique durante la investigación y mientras se realiza el juicio oral.