tailandia-tw

Una persona murió y siete resultaron heridas por el estallido de dos bombas en un mercado de la capital de la provincia de Trang, en el sur de Tailandia, una región que es escenario de un conflicto separatista que ha causado más de 6.500 muertos desde 2004.

La víctima mortal es uno de los vendedores del zoco, un tailandés de 51 años de edad, que falleció en la mesa de operaciones de un hospital, según el diario “Bangkok Post”.

La explosión sucedió en el mercado llamado Center Point, que se encuentra a un centenar de metros de la Alcaldía y de una oficina de la comisión electoral.

Los atentados con armas ligeras, los asesinatos y los ataques con explosivos son habituales principalmente en las provincias sureñas de Pattani, Yala y Narathiwat, de mayoría musulmana y etnia malaya, por su proximidad a Malasia, pese al despliegue de unos 40.000 miembros de las fuerzas de seguridad y la vigencia del estado de excepción.

Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista del país y exigen la creación de un Estado islámico que integre estas tres provincias, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani, anexionado por Tailandia hace un siglo.