pepe mujica YT

“Porque no convenció a la gente. Les solucionó los problemas, pero no les ganó la cabeza”, es como explica el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, por qué la izquierda ha ido perdiendo terreno en América Latina, con la irrupción, por ejemplo, de gobiernos de derecha en Argentina y Perú.

Mujica dice a Qué Pasa que este fenómeno se entiende por la disconformidad de la gente.”El pequeño burgués quiere tener más: ahora quiere un auto y tiene sólo una moto. Y tiene derecho a un auto, dice él, así que se la agarra con el gobierno que lo sacó de la pobreza. Eso es muy claro en Brasil. No pensemos que la gente va a ser agradecida porque mejoró su suerte, a la gente además hay que convencerla. Y eso es difícil en el marco de una economía y de una vida donde lo único que importa es el éxito económico”.

De todos modos, advierte que es un asunto cíclico, de un fenómeno pasajero. “Creo que es una racha que va a pasar, porque tampoco la derecha va a cumplir con las expectativas ni nada por el estilo. Lo veo como movimientos de vaivén. Por ejemplo, en Chile, capaz que vuelvan a votar a Piñera. Pero Piñera no les va a solucionar los problemas. Los chilenos van a seguir disconformes”.

Al respecto, opina que Chile  “fue “país carne” de las reformas neoliberales y está pagando el costo de eso. Se benefició notoriamente con la mejora de algunos precios, como el del cobre, pero por más vuelta que le den, la economía chilena sigue siendo muy sensible a lo que pasa con el cobre. Ha diversificado su economía, tiene presencia en múltiples mercados, firmó un montón de tratados. Parece un país maravilloso. Pero tiene una diferencia interna en materia del reparto del ingreso enorme y eso conspira contra su crecimiento. Los ricos estarán cada vez mejor, pero todavía hay un sector que ni se entera del desarrollo”.

Consultado por el concepto actual de socialismo, entremezclado con el neoliberalismo, responde que “hay un socialismo que parte de la base que con reformas sucesivas al capitalismo se puede caminar hacia el socialismo. Hay otra visión apocalíptica en que se cree que hay que nacionalizar todos los medios de producción, lo que también ha demostrado ser un fracaso, porque todo quedó sepultado por la burocracia. Es decir, los caminos que plantearon tanto la socialdemocracia como el comunismo al parecer no llevaron a ningún lado o fueron el camino más largo hacia el capitalismo, que es hacia donde se volvió. En lo personal, creo que no es posible plantearse la construcción del socialismo en una sociedad pobre y semianalfabeta. El socialismo necesita una población calificada y con las realidades materiales sustantivas solucionadas. También es necesario un Estado vigoroso, antiburocrático y que responda a la gente. Ahora, discrepo con los compañeros que, con buena intención, creen que el capitalismo se humaniza con una serie de reformas. El capitalismo es como es y no tiene vuelta”.