emiliano arias-a1

El fiscal nacional, Jorge Abbott, resolvió remover al persecutor Emiliano Arias de la investigación del Caso Corpesca y ordenó un sumario administrativo en su contra por presuntamente infringir la reserva de la misma en una entrevista con la prensa.

Según informa La Tercera, el fiscal regional de O’Higgins fue separado de la indagatoria, la que quedó en manos de la fiscalía regional del Biobío.

Esto ocurre luego de que Arias asegurara en entrevista con el mismo medio el pasado fin de semana que la Ley de Pesca “es una ley en cuya formación se cometieron delitos (…) En consecuencia, en el proceso de la formación de la ley hay corrupción”.

Las opiniones del persecutor sacaron ronchas en el gremialismo desde donde lo calificaron de “irresponsable”.

Según consigna Emol, el sumario cursado por la máxima autoridad del Ministerio Público, se sustenta en la Ley N° 20.931, la que señala que “los fiscales deberán abstenerse de emitir opiniones y dar a conocer antecedentes de investigaciones a su cargo a terceros ajenos a la investigación, fuera de los casos previstos en la ley o en las instrucciones impartidas por el fiscal nacional”.

Así, el caso quedará desde hoy en manos del fiscal regional de Bíobío, Julio Contardo.

Recordemos que en el caso están siendo investigados el desaforado senador Jaime Orpis, el ex ministro Pablo Longueira, la ex diputada Marta Issasi, entre otras personalidades de la derecha por presuntamente haber beneficiado a la empresa pesquera mientras ostentaban cargos públicos. Esto, especialmente en el marco de la tramitación de la Ley de Pesca.