Gata Biobío

Foto de Biobío Chile

Óscar Norambuena es trabajador de la posta veterinaria en Calama. En una jornada cualquiera, abrió al llamado de alguien en la puerta del local.  En eso entró un hombre con dos perros para asaltar el centro de cuidado animal y lo golpearon en la cabeza. Gris, una gata, saltó a defenderlo ante la situación y el resultado fue mortal para la felina.

“La gatita al ver que lo agredían saltó a defenderlo y el hombre le lanzo los perros con los que andaba”, dijo Paulina Carrasco, médico animal y dueña del lugar, registró Biobío.

Los dos perros que acompañaban al asaltante mordieron a Gris, causándole heridas graves que le quitaron la vida al día siguiente.

“La gente se volcó a apoyarnos porque saben que esto se hace por amor y porque es muy necesario acá tratar de disminuir la población de animalitos abandonados“, agregó Carrasco.

La posta es un recinto que apoya la esterilización y atención veterinaria con módicos precios, ubicada en una zona de Calama de bajos recursos.

El trabajador agredido por el asaltante está bien físicamente posterior al ataque, pero debido al fatal hecho, las agrupaciones animalistas de la ciudad promueven una campaña en redes sociales para dar con el paradero del asaltante.