juan gabriel-ytt

El ídolo mexicano Juan Gabriel- que falleció este domingo tras sufrir un paro cardíaco a los 66 años, generó un fuerte vínculo con Chile a lo largo de su extensa carrera llena de éxitos.

Este lazo es el que abordó el diario La Segunda, recogiendo así el relato de un grupo de profesionales que tuvieron la suerte de conocer la humildad y la sencilla forma de ver la vida del Divo de Juarez.

Uno de ellos fue el diseñador Ricardo Oyarzún, quien asegura ser “el único chileno que tuvo acceso directo a él las últimas veces que estuvo en nuestro país”.

Agregó que “no hablábamos todos los días, pero sí teníamos contactos esporádicos vía mail”.

En otros pasajes de sus comentarios, Oyarzún detalló que en 2009 Juan Gabriel vino a Chile a realizar un concierto en el Movistar Arena. Lo traía el ex artillero y actual empresario Patricio “Pato” Galaz, pareja de Gisella Molinero.

El diseñador reveló que “a ella le conté que me moría de ganas de vestirlo, que sería un sueño, pero sin saber que se lo iban a comentar… Cuando llegó a Chile me dicen que me está esperando en su suite del Hotel Ritz. Todo nervioso, subo y encuentro a una persona común y corriente, en shorts, polera rota y a pie pelado. Me dice ‘ Dime Alberto, así es como me llaman mis amigos'”.

Sobre ese encuentro el profesional chileno narró que “le confieso que quería hacerle algo, un traje especial para su presentación y abre los brazos y me responde: ‘Tú eres un artista, haz de mí lo que quieras'”.

“Mi mayor privilegio fue conocer, más que al ícono o la leyenda, a la persona. Era prisionero de la fama, siempre rodeado de un círculo muy férreo, casi impenetrable. Lo sentía como una persona triste, preso en su jaula de oro”, cerró.

Por su lado, Ricardo de la Fuente, que estaba a cargo del festival de Viña del Mar cuando el mexicano vino en 2004, contó que Juanga era un tipo sumamente profesional, de hecho fue innecesario realizar un gran ensayo, puesto que ya tenía suma claridad en lo que debía ejecutarse en el escenario.

“Tenía todo tan claro que sólo repasó un poco los coros con la orquesta y los mariachis”, dijo.

El lazo de Juan Gabriel con chile se fue consolidando en la década de los 90. De acuerdo a lo expuesto por el ex gerente de producción de Mega y encargado del Festival de Viña, Iván Varas, la gente en nuestro país quedó sumamente sorprendida con el artista en 1996 por su extrema sencillez.

En ese sentido manifestó que el artista jamás exigió nada fuera de lo estrictamente artístico. “En una ocasión nos llamó la atención que traía un grupo muy pequeño de mariachis y decidimos ponerle un grupo de charros chilenos a disposición. Al principio se negó pero finalmente aceptó”.

Otro aspecto a resaltar es que un ex ejecutivo de BMG, sello que por años fue el hogar de Juan Gabriel, reveló que el mexicano estuvo muy interesado en comprar una casa en Zapallar.

“Le gustaba la zona, la gente, nos pidió que averiguáramos si había terrenos disponibles y cuánto podrían llegar a costar”, contó según el vespertino.