ANFP

Luego de que The Clinic Online revelara este lunes que la empresa Santa Mónica Advances Chile Limitada (SMAC) demandó a la ANFP por incumplir los derechos convenidos en contratos y beneficiar a MegaSports, firma ligada Carlos Heller, la compañía salió a desmentir las acusaciones.

Mediante un comunicado de prensa, la empresa rechazó “las declaraciones falsas, maliciosas e interesadas de Santa Mónica en su demanda a la ANFP, las que solo buscan validar su interés particular, y en cuyo conflicto Megasports solo se ha visto perjudicada”.

Respecto de las acusaciones que apuntan al presidente de Azul Azul y controlador de MEGA, la firma aseguró que “cuando Megasports adquirió el derecho a comercializar la categoría ‘auspiciador oficial’ de la selección chilena, Carlos Heller no era accionista mayoritario ni Presidente de Azul Azul, por lo que difícilmente pudo haber influido en la ANFP”.

“Además, el contrato fue aprobado por unanimidad, tanto por el Directorio como por el Consejo de Presidentes de la ANFP, instancias en las que Carlos Heller no participaba”, agregan en el escrito.

En esa línea, la compañía fundada por Jesús Samper subrayó que “este contrato fue revisado en detalle por la auditoría forense solicitada a Deloitte por el nuevo Directorio de la ANFP, no encontrándose observación o cuestionamiento alguno al mismo”. Por su parte, Azul Azul, empresa que igualmente fue señalada en la demanda de Santa Mónica, también realizó una defensa por ser mencionados en la demanda realizada por la compañía de origen español. Desde la concesionaria emitieron un comunicado oficial donde aseguraron que “se niega categóricamente haber recibido préstamo alguno por parte de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional durante la administración de Azul Azul. Nuestra institución lamenta y rechaza verse envuelta en disputas legales que le son absolutamente ajenas”.

Universidad de Chile y ANFP rechazan acusaciones

La Gerencia de Comunicaciones de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional también rechazó la demanda interpuesta por Santa Mónica Advances Chile Limitada en su contra e informó, como lo publicó este medio, que interpuso acciones judiciales en contra de SMAC, incluso antes de que ésta lo hiciera.

Por su parte la Universidad de Chile negó “categóricamente haber recibido préstamo alguno por parte de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional durante la administración de Azul Azul”.

Mediante un comunicado subrayarón que la institución “lamenta y rechaza verse envuelta en disputas legales que le son absolutamente ajenas”.