niño-tw

Cerca de una veintena de uniformados del Departamento de Policía de Amarillo, Gringolandia, decidió acompañar al pequeño Jackson Scherle a su primer día de clases. Un hecho que llamó la atención y emocionó a quienes presenciaron dicha acción.

¿La razón? Según consigna radio Bíobío, los policías sintieron que lo correcto era acompañar al menor de 4 años a su primer día de clases de pre-kinder, debido a que su padre, el oficial Justin Scherle, no podría estar junto a él en este día tan especial debido a que falleció hace dos semanas producto de las consecuencias de un accidente vehicular que sufrió hace algunos meses.

El gesto fue valorado por el pequeño Jackson, puesto que abrazó a cada uno de los policías que lo escoltaron hasta el colegio Amarillo Independent School District. “Como Departamento de Policía sentimos que somos una familia. Compartimos tantos momentos juntos que conocimos a sus familiares también, a quienes sentimos muy cercanos”, dijo el oficial de Policía, Jeb Hilton, a la NBC.

La madre del niño, Jéssica, aseguró sumamente emocionada que “mi esposo estaría muy feliz de ver como sus hermanas y hermanos pusieron el hombro para acompañar a sus hijos”.