gendarmería A1

Una serie de atropellos en contra de las personas transexuales y personas diagnosticadas con VIH al interior de recintos administrados por Gendarmería, denunció hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Mediante un comunicado, el organismo aseguró que “se trata de negación de medicamentos a personas viviendo con VIH y de golpizas tan graves, que los tribunales han llamado a Gendarmería a respetar la Convención Internacional contra la Tortura”.

En ese contexto el Movilh informó el envío de “una carta al director nacional de Gendarmería Jaime Rojas Flores, solicitando medidas inmediatas para acatar los fallos y para implementar medidas que cesen los atropellos contra los internos viviendo con VIH/SIDA y las personas transexuales”.

La ONG que desde hace varios años trabaja con Gendarmería en medidas anti-discriminatorias, se mostró “alarmado y decepcionado por estos atropellos, que han ocurrido principalmente en regiones. Ello demuestra la necesidad de más, mejores y, en especial, descentralizados procesos de sensibilización”.

La denuncia del Movilh se ve respaldada por dos casos en que distintas intancias judiciales acogieron recursos de protección en favor de internas que fueron agredidas por personal de Gendarmería.

El organismo informó que el pasado 29 de julio la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Iquique acogió un recurso de protección en favor de una reclusa transexual afectada por el Sida que acusó que los gendarmes le negaron de forma sistemática la triterapia para tratar la enfermedad.

“El fallo de la magistrada Mónica Adriana Olivares, enfatizó que lo cierto es que Gendarmería de Chile, correspondiéndole hacerlo, no ha adoptado ninguna acción de forma diligente para resolver los padecimientos de salud que pudiera estar enfrentando la amparada como sería el haber obtenido una muestra de sangre en el mismo hospital del penal al momento de su ingreso parta determinar si padece VIH y consecuencialmente los pasos a seguir”, señalaron desde el Movilh.

Se ordenó así a Gendarmería a “trasladar de inmediato” a la interna al “Policlínico UNACSESS del Hospital” de Iquique “para recibir el tratamiento respectivo”.

Sin embargo, explicó el organismo, “la situación es aún más grave al considerar que el coronel de Gendarmería y Director Regional, Sergio Castillo, negó en todo momento los hechos, sin asumir responsabilidades, mientras que la afectada permanece en las mismas condiciones a las anteriores al fallo”.

“En tanto, el 8 de marzo pasado la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Concepción acogió una denuncia de una persona trans y de otra viviendo con VIH, las cuales acusaron a funcionarios de Gendarmería de propinarles golpes con un bastón en las manos, espalda y rostro, de obligarlas a desnudarse, de impedirles constatar lesiones bajo amenazas, y de aislarlas por excesivo tiempo, hechos ocurridos en el marco de allanamientos a las celdas. Al respecto, los jueces ministros César Gerardo Panés Ramírez, Jaime Solís Pino y Valentina Salvo Oviedo, fallaron que “la situación vivida por los indicados internos atenta contra su seguridad individual (…) razón por la cual habrá de otorgársele la protección impetrada”, expresaron.

En esa línea informaron que “se ordenó al Director Regional de Gendarmería de Chile, Coronel Pablo Toro Fernández, quien negó los hechos, a “arbitrar las medidas efectivas que correspondan para que el personal de su dependencia cautele la integridad física de los internos garantizándoles un trato digno, dando estricto cumplimiento a lo establecido en las leyes, la Constitución Política de la República, los Tratados Internacionales y, en forma especial, a lo dispuesto en la Convención contra la Tortura”.

“El fallo apuntó que Gendarmería debe adoptar las medidas compatibles con el servicio en orden a instruir al personal de su dependencia acerca del trato adecuado que debe dársele a las internas, en consideración a su particular situación de transgénero”, agregaron.