gumucio

De su primo, Marco Enríquez-Ominami, de Lagos, Piñera, y de las proyecciones políticas de Giorgio Jackson y Gabriel Boric, habló con La Segunda el escritor Rafael Gumucio. Aquí parte de su particular análisis político.

“n,  advierte de entrada Gumucio, al ser consultado por la irrupción de Lagos.

Con esa metáfora, el director del Instituto de Estudios Humorísticos de la UDP, dice que su primo es más bien un vampiro que un zombi. “Va al cuello”, sostiene.

De Sebastián Piñera, opina que es “tristón” que tenga un 15% y que sólo convenza a su sector, pero matiza que la ventaja es que tiene a todo su sector detrás de él, muy diferente a lo que sucede con el oficialismo, donde señala que hay 40 candidatos.

Sobre los liderazgos de Boric y Jackson entrega una particular visión. “Siempre es interesante que haya gente nueva, pero no sé si son tan nuevos. Lo más interesante de Boric es que no es nada nuevo, sino un político a la antigua que nació muchos años después. Jackson es más joven, pero tiene un purismo que no me interesa, una cosa como de pastoral joven”.

En medio de las figuras antes mencionadas, manifiesta que al senador Alejandro Guillier, el político mejor evaluado por las encuestas, le va bien porque a diferencia de Lagos no controla nada. “Los que quieren imponer sus condiciones están perdidos en este nuevo Chile. Es el momento de los que improvisan, de los jazzistas, no de los que andan con una partitura”.