LT

Luego de que este pasado domingo, en el marco de la conmemoración de los 43 años del golpe de Estado, el diario insigne del Grupo Copesa publicara un inserto que calificaba como “héroes” a 46 uniformados “caídos” en dictadura, el sindicato N°3 de periodistas de La Tercera manifestó su “absoluto rechazo” a la publicación.

A través de un comunicado que fue difundido por Twitter, los profesionales de los distintos medios asociados al Grupo de Álvaro Saieh, lamentaron que el medio se prestara para lo que consideran derechamente
una “propaganda antidemócrata”.

Recordemos que la polémica publicación valora el golpe de Estado de 1973 señalando que “a 43 años de la gesta libertadora, chilenos agradecidos de sus Fuerzas Armadas y de orden no olvidan y reconocen los sacrificios que ellas hicieron por la patria”.

“A los que ejercemos periodismo cada día nos resulta inconcebible que nuestro diario se preste para publicar este tipo de propaganda antidemócrata, sólo con el argumento de que se trata de conseguir recursos económicos para la empresa. Esto nos parece más bien estar recibiendo dinero sucio”, señalaron.

Los profesionales destacaron además, el que incluso su competencia, el diario El Mercurio se negó a publicar el inserto puesto que podía “generarle consecuencias legales adversas”, según informó en su blog el periodista Hermógenes Pérez de Arce.

“Para nosotros resulta inconcebible que unos pocos cabezas calientes, como el propio Pérez e Arce que ejercieron como periodistas, insistan en publicitar a los militares y agentes civiles servidores del régimen militar que murieron combatiendo a los pocos que se enfrentaron en 17 alis, con la falacia de resaltar la verdad histórica”, subrayaron.

En el documento, los periodistas señalaron además que el inserto “insta a la violencia” y promueve “una guerra de terror encubierta”.

Para los periodistas este tipo de publicaciones “dañan la marca del diario y dañan la imagen de sus profesionales, entre los que se cuentan personas cuyas familias fueron víctimas del lamentable quiebre institucional de 1973”.