te deum-a1

El historiador y pinochetista a full, Gonzalo Rojas, criticó sin pelos en la lengua la propuesta del periodista Daniel Matamala, quien pidió acabar con el tradicional Te Deum de Fiestas Patrias.

En entrevista con el diario La Segunda, Rojas aseguró que “Matamala parece olvidar dos cosas fundamentales: Que la República somos los chilenos y éstos en su inmensa mayoría somos creyentes de diversas denominaciones y que, por eso mismo, desde hace años el Te Deum es Ecuménico”.

En este punto el abogado le aclara a Matamala que “Chile es un Estado laico, no un Estado ateo. El Estado convive con las religiones porque es una de las maneras más profundas -histórica y conceptualmente- de convivir con los chilenos”.

Otro que opinó en la misma línea fue el Premio Nacional de Historia, Sergio Villalobos, quien sostuvo que esta idea “absurda” del periodista de CNN Chile no es posible.

“La Iglesia es una institución lo suficientemente grande, poderosa, importante como para que celebre dentro de su ámbito el 18 de septiembre”, dijo, al mismo tiempo que pidió reflexionar en que “todo el ceremonial que venía de la Colonia estaba ligado a los acontecimientos de la Iglesia, entonces hay cierta identidad que es inútil tratar de deshacer”.

Por su parte enfatizó que “es cierto que la Iglesia ha sufrido algún deterioro en las últimas décadas, pero sigue siendo una institución importantísima en la vida del país y casi todos los chilenos se reconocen católicos aunque hay otras religiones naturalmente”.

Cabe decir que a través de una columna de opinión publicada en Ciper Chile, Matamala manifestó que “el Te Deum hacía perfecto sentido en 1811, cuando José Miguel Carrera pidió a la Iglesia Católica celebrar una misa de acción de gracias para conmemorar el primer aniversario de la Junta de Gobierno. Chile nacía basado en la «fe verdadera», con la Iglesia unida al Estado, y la católica como religión oficial”.

A renglón seguido propuso que “llegó la hora que el Estado se emancipe del último vestigio de su sujeción a la Iglesia Católica”.

“La República debe organizar su propio festejo del 18 de septiembre. Uno que incluya a todos los chilenos y que sea una ocasión para reconocer nuestra identidad del siglo 21, como un país diverso: lo mejor de lo nuestro”, cerró.

Daniel Matamala pide liquidar el Te Deum: “Llegó la hora que el Estado se emancipe del último vestigio de su sujeción a la Iglesia Católica” – The Clinic Online