URIBE EFE

El senador y ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, explicó en entrevista con Mónica Rincón sus razones para liderar la oposición a la ratificación del acuerdo de paz que este lunes firmó el gobierno de su país con las FARC.

En conversación con CNN Chile el ex mandatario aseguró que este proceso no es más una “trampa en favor del terrorismo”.

“La paz siempre es buena noticia, el acuerdo es muy mala noticia. Las FARC es el primer cartel de cocaína del mundo. ¿Aceptaría el mundo que le dieran impunidad total a los capos de coca de México? Las FARC es el primer proveedor de esos carteles. Esto va para mal”, aseguró.

En esa línea, Uribe aseguró que en los años de negociación con las FARC ha aumentado el narcotráfico en vez de disminuir y comparó a los líderes de las FARC con Bin Laden y el Chapo Guzmán.

“En estos tres años hemos pasado de 47 mil hectáreas a 200 mil. La impunidad total al terrorismo es mala noticia. Mire, qué diría el mundo si se hubiera permitido que Bin Laden o el Chapo Guzmán en México pudieran ser candidatos a la presidencia en sus países. Aquí hay unos con igual peligrosidad que podrán ser candidatos a la presidencia de Colombia”, dijo.

Respecto de la justicia transicional que se plantea en el acuerdo que debe ser ratificado el próximo 2 de octubre en un plebiscito, el senador aseguró que no es más que impunidad.

“Nosotros aceptamos que los guerrilleros rasos no lo castiguen que se le re-inserte generosamente, pero a los mayores responsables que son criminales de la talla del Chapo Guzmán o Bin Laden necesitan un castigo. Entonces en Colombia queda totalmente impune como delito político el narcotráfico, cuando este grupo ha sido el mayor cartel de cocaína del mundo y el narcotráfico en Colombia lo que ha hecho es generar masacres. Vamos a otro delito, 11.700 niños reclutados, 6.800 mujeres violadas. El Gobierno dice que basta con que reconozcan ese delito, que no irán a la cárcel, que les dan impunidad”, señaló.

En esa línea, Uribe acusó al gobierno de Santos de querer realizar una amnistía de facto en delitos de lesa humanidad.

Sobre la integración política de las FARC en este nuevo escenario, el ex presidente sostuvo que “primero hay que recordarle a nación chilena que Colombia no ha tenido una insurgencia civil contra una dictadura, sino un narcoterrorismo contra el Estado de Derecho. Este es un Estado democrático respetable y así lo ha sido, segundo, por qué van a permitir la elegibilidad política de culpables de delitos de lesa humanidad, el mundo no permite en los países democráticos que sean elegidos. Nosotros no nos oponemos a que personas que no estén en curso de delitos de lesa humanidad puedan ser elegidos, pero elegir a quienes han sido como Bin Laden o Chapo Guzmán es un grave precedente para la democracia”.

“A ustedes le están diciendo una mentira, les están diciendo que aquí hay paz. Aquí lo que hay es un crecimiento explosivo del narcotráfico”, agregó.

Para él el histórico acuerdo no es más que “el resumen es una policía política chavista, castrista y una economía expropiatoria” que pone en “grave riesgo a la democracia colombiana”.

Consultado por el apoyo que concitó el acuerdo en la comunidad internacional, Uribe planteó que “no tienen buena información. Muchos de ellos no han leído los acuerdos, no saben lo que hay”.

Respecto del rol del presidente Juan Manuel Santos en el proceso de Paz, el ex mandatario señaló que “Santos ha negado el debate y presiona a la ciudadanía”.