tetas

Tetapedia se titula el artículo que publica Soho Colombia, en donde de alguna manera se confirman verdades y se derriban mitos sobre esta parte de la anatomía de la mujer. A no tomárselo con gravedad y leer con atención las respuestas a ciertas preguntas que muchas veces se han construido a partir de ciertas creencias urbanas.

¿Qué es lo peor de tener tetas?
El 76 % de las mujeres de una encuesta que SoHo organizó para este especial, y que respondieron 50 mujeres, afirmaron que lo peor de tener tetas es aguantárselas al hacer ejercicio: la saltadera que experimentan cuando trotan, por ejemplo. Otros factores de incomodidad, sobre todo en mujeres de tetamen mayor, son dormir boca abajo (7 %) o no tenerlas del tamaño que quisieran (4 %). El 3 % dice que todo lo anterior, y el porcentaje restante se diluye en respuestas tan diversas y extrañas como aguantar el bamboleo durante el sexo o soportar que los hombres las miren.

¿Por qué y cuándo se les paran los pezones?
Por dos razones básicas: o por excitación sexual o porque sienten frío (“nada más rico que el primer chupetón suave cuando uno las tiene paradas”, dijo una consultada entrecerrando los ojos).

¿Cuánto puede pesar una teta?
La teta de una mujer de 1,60 de estatura puede pesar entre 150 y 180 gramos, el equivalente a una manzana pequeña. Pero unas tetas grandes pueden pesar hasta 2 kilos.

¿Es verdad que les duele la espalda si son muy grandes?
Sí, pero para que eso suceda se necesita que de verdad sean muy grandes.

 

¿Es cierto que pueden explotar las prótesis en los aviones?
Puro mito urbano, o aéreo, para ser más exactos.

¿El tamaño de las tetas cambia con los anticonceptivos?
No siempre, pero pasa, aunque no crecen a niveles titánicos. Lo que sucede es que algunas pastillas traen la hormona ciproterona, que hace que las tetas se llenen de agua.

¿Hay mujeres que tienen una más grande que la otra?
Siempre: todas las mujeres tienen la teta derecha más grande. Del lado izquierdo se recuesta el corazón, y esa glándula mamaria es más pequeña y está aproximadamente un centímetro más arriba.

¿Es normal que las tetas tengan pelos?
Sí, y el pelo que eventualmente puede crecer en la teta no es pelo como tal: es vello púbico. Suele salir en la areola, en el borde del pezón, y no en bloque: es decir, no hablamos de bosques, sino de árboles aislados.

¿Cuál es la principal torpeza de los hombres frente a las tetas?
71 %: la brusquedad (“no son de goma”, afirmó una encuestada; “las tratan como si fueran pelotas antiestrés”, dijo otra; “la máxima en general es que es mejor suave que duro, y muchos hombres creen equivocadamente que mientras más duro, más excitante”, enseñó una más; “es una zona muy vascularizada y son un poco bruscos” dijo la modelo Johana Uribe).

 

¿Cómo se debe tocar una teta?
Primero: no se agarre a ella como un arquero a un balón que acaba de tapar. Sea suave, delicado, presione en los momentos de más calentura, pero no se pase de fuerza.

¿Deben morderse las tetas?
Como a los hombres nos tienen que decir las cosas más de una vez para que entendamos, le repetimos que el primer gran colorario a este respecto es: “Más vale lamer que morder”.

¿Cómo pueden reconocerse unas tetas operadas?
Suelen ser rígidas ante el movimiento, duras al tacto y redondas: en vez de parecer una gota de agua, con caída natural, pueden lucir como balones de básquet que salen desde el tórax y que, incluso, a veces rebotan contra el piso.

La nota completa de los amigos de Soho acá.