Caso Caval A1

Luego de que el pasado 21 de septiembre el juez de Garantía de Rancagua, Ricardo Libretti, decretara por error el sobreseimiento total y definitivo de la causa que investiga los delitos de cohecho en el marco del caso Caval, el fiscal jefe de Rancagua a cargo del caso, Sergio Moya, le restó importancia y aseguró que no afecta la investigación.

“No causa ningún perjuicio, ninguna complicación, porque es un error administrativo. Nunca fue una resolución judicial”, dijo el persecutor a El Mercurio.

En esa línea, agregó que “lo que yo sé es que esa resolución nunca se firmó y nunca se transformó en una resolución judicial” y que para “nosotros es un tema zanjado y no tiene ninguna relevancia”.

Por su parte, la defensa de Natalia Compagnon, socia de Caval, no descartó presentar un recurso de queja para que la resolución del tribunal sea ejecutoriada. “En este minuto, lo que medianamente se cuestiona es la certeza jurídica respecto de las resoluciones futuras del tribunal”, sostuvo el jurista Antonio Garafulic.

“Esto se ve feo en la tramitación de un procedimiento que a claras luces estaba siendo correctamente investigado”, agregó.

Recordemos que la causa principal del Caso Caval es la que investiga a todos quienes resulten responsables de los presuntos delitos de tráfico de influencia y negociación incompatible en el marco de la compra y venta de terrenos de Machalí por $6.500 millones obtenidos por la nuera de la presidenta Bachelet y su hijo, Sebastián Dávalos, tras reunirse con el dueño del Banco de Chile, Andrónico Luksic.

El sobreseimiento, en cambio, se realizó sobre la querella presentada por los abogados Mario Zumelzu y Carolina Contreras en contra de Sebastián Dávalos, Natalia Compagnon, Mauricio Valero y los ex funcionarios de la Municipalidad de Machalí Jorge Silva Menares, Wilfredo Valdés y Cynthia Ross.