sename-a1

El Mercurio da a conocer este domingo la lista oficial de los 210 menores que murieron los últimos 11 años en hogares asociados al Sename. Los decesos están agrupados en ocho causas, donde aparecen asfixia, ahorcamiento y paros cardiorrespiratorios, entre otras.

En el primer grupo mencionado, hay 16 casos, donde figuran lactantes y una joven de 16 años.

En la causa “Accidentes”, se contabilizan 14 situaciones, en las que se repiten “traumatismo encéfalo craneano” y “atropellos”.

Paros cardiorrespiratorios e insuficiencias respiratorias son lamentablemente los motivos más recurrentes, según el informe. Entre ambos se cuentan 114 muertes.

Por motivos de shocks sépticos y multiorgánicos se establecen 36 decesos.

En el caso de muerte súbitas, encefálicas y otras, se contabilizan nueve fallecimientos.

Según la publicación de El Mercurio hubo 10 ahorcamientos y peor aún, hay 11 casos en que todavía no es posible determinar la causa de muerte.

Otro dato desgarrador que arroja el informe es que de total de menores que perdieron la vida, más de la mitad (54,8%) tenía algún grado de discapacidad.

La corta vida de Paula

Paula Catalina, de tan sólo 8 meses, es una de las muertes donde se advierte el brutal desamparo de estos menores, que tal como afirmó la Presidenta Michelle Bachelet da cuenta de un problema más hondo, el porqué de la necesidad de institucionalizar tantos niños.

Cita textualmente El Mercurio que “en su corta vida, Paula Catalina (la número 5 bajo el título “asfixias”) tuvo experiencias duras. Nació en una casa (no en un hospital) y su madre nunca regularizó la situación, de modo que no figuraba en el Registro Civil. Un día la llevaron al Centro de Salud Familiar de Llolleo, donde la asistente social se percató de este hecho y la derivó hasta el Tribunal de Familia. Había una mujer que decía que la guagua se la había dado un matrimonio en Santiago, pero finalmente se supo que ella era la madre y que se lo ocultaba a su familia. Todo lo cual salió a la luz cuando el domingo 7 de octubre de 2012 la encontraron muerta en un Centro de la Asociación Cristiana de Jóvenes de la red del Sename, al que había ingresado cuando tenía un mes”.

Paula estaba sobre un colchón y con una frazada que cubría su rostro.

Tras la investigación correspondiente, el fiscal Ramón Espinoza formalizó a la encargada del centro y a dos cuidadoras del mismo, por cuasi delito de homicidio. Se confirmó que la lactante murió asfixiada con la frazada, y por falta de cuidado de las encargadas.

El informe de El Mercurio acá.