pinochet A1

Recientemente, la Agencia Centra de Inteligencia (CIA) estadounidense publicó los archivos que estaban bajo custodia sobre el tirano Augusto Pinochet. Es dichos documentos lo describen como una persona “cálida, afable y formal” y resaltan su gusto por el pisco sur, el whisky y los cigarros.

El documento, que fue dado a conocer en Chile por Biobío, da cuenta de la relación cercana que mantenía el dictador con la agencia de inteligencia. Es tanto así, que en los archivos se registran hasta los pasatiempos del líder del régimen militar, quien dedicaba su tiempo libre a la esgrima, boxeo y las carreras de caballos, además de “realizar ejercicios todas las mañanas”, según consigna Gizmodo.

“No es un hombre carismático, sin embargo, es genuinamente popular en Chile”, apunta el informe de 15 páginas. También señala el odio de Pinochet por el senador Ted Kennedy, quien entonces luchaba por detener el flujo de dinero estadounidense para nuestro país.

El informe con fecha 28 de abril de 1976, reconoce que si bien Pinochet puede ser “hacia el exterior duro” y “rígido” también es “cálido y paternal”.

Por otro lado, el informe insiste en varias ocasiones que Augusto Pinochet no tiene ningún interés real en la política, pero luego explica cómo el dictador planea eliminar cualquier rastro de influencia marxista en el país.

En noviembre de 1974, a más de un año de la toma de La Moneda, se reconoció en los archivos gringos a Pinochet como un militar “tranquilo”, de “leves modales” y “serio”, refiriéndose también a su hábito de beber y fumar, reiteradamente.

Es importante mencionar que, en 1973, la CIA apoyó económica y estratégicamente a Pinochet para que se derrocara al gobierno del presidente Salvador Allende, esto por ser considerado “comunista” por líderes del país norteamericano.

Los informes biográficos datan de 1972 a 1976, periodo donde en Chile se vulneraron los derechos básicos de las personas y se supervisó por parte del régimen militar las más atroces torturas, asesinatos, secuestros y violaciones a los derechos humanos, prácticas que se extendieron hasta fines de 1990.

Revisa el documento completo aquí.