Piper Kerman YT

Piper Kerman llevaba un maletín lleno de plata proveniente de la droga desde Chicago a Bruselas, siguiendo las instrucciones del capo de droga Alaji, asentado en África Occidental. Pero antes de poder completar su misión fue descubierta y encarcelada en una prisión de mínima seguridad en Danbury, Connecticut. Aquí pasó sus días durante trece meses entre los años 2004 y 2005.

Luego de esta experiencia, Kerman decide llevar tu autobiografía a las pantallas con la serie de Netflix Orange Is The New Black (OITNB).

En una charla, Piper y la reportera Ginger Thompson en el Museo de Brooklyn comentan el rol que cumplen los medios populares a la hora de representar el encarcelamiento y las adicciones a las drogas. Además reflexionan acerca de si la narrativa de series como OITNB ayudan al cambio social e institucional del sistema de justicia penal, según recoge Broadly.

Respecto a esto, Kerman toma como ejemplo al personaje de Nicky, la adicta a las drogas que en un episodio recibe una ficha por mantenerse sobria en una reunión de Narcóticos Anónimos de la cárcel, premio que luego un oficial le arrebata por considerarse contrabando. Kerman alaba esta escena por considerarla “eficaz a la hora de mostrarnos el modo en que el sistema está establecido para castigar a la gente y no para sanarles o ayudarles a reformarse”.

Por lo mismo, la escritora asesoró en una etapa inicial acerca de cómo debería ser representada y qué sensación debería dar al mundo la Prisión de Litchfield en la serie.

Actualmente, Kerman se ha transformado en la voz de quiénes están atrapadas en el sistema penitenciario. Es activista del Women’s Prison Book Project, que distribuye libros a mujeres encarceladas en penitenciarías estatales y federales de Estados Unidos. “Nunca se puede expresar con suficiente vehemencia lo importantes que son los libros para los presos”, asegura. “Es una forma legítima de escapar. No puedes escapar de la prisión en términos legales, pero puedes escapar si te adentras en el mundo de un libro”.

Además, imparte clases de escritura de no ficción en dos prisiones estatales de Columbus, Ohio.

Por otro lado, en 2014 testificó ante el Congreso para la erradicación de las celdas de aislamiento, argumentando con el negativo efecto psíquico que tienen sobre la salud mental. “El Congreso se encuentra terriblemente atrasado”, sostiene, y agrega: “la legislación es sucio proceso de fabricación de salchichas”.

Video: Las actrices de “Orange is the New Black” hablan sobre lo que significa ser latinas en la cárcel – The Clinic Online