Jorge Sharp Fb

“Se acabó el duopolio”. Con esas palabras comenzó ayer a las 20 horas su discurso del triunfo, Jorge Sharp Fajardo, representante de un pacto ciudadano que desafió a la Nueva Mayoría y a Chile Vamos y se quedó con el sillón edilicio de la ciudad patrimonio mundial de la Unesco.

Militante del Movimiento Autonomista, grupo fundado por Gabriel Boric y compañía luego del quiebre con la Izquierda Autónoma, se impuso con más del 53% de los votos, dejó muy atrás al actual alcalde Jorge Castro y a Leopoldo “Dj” Méndez, ambos bordeando con poco más de 22% cada uno.

Con una campaña basada en el trabajo ciudadano y con un respaldo de más de la mitad de los votantes, el abogado de 31 años, oriundo de Magallanes, exintegrante de la Izquierda Autónoma y nieto de un connotado músico puntarenese, se convirtió en el nuevo alcalde de Valparaíso.

Manos limpias

Con una predicción británica, el prestigioso diario The Guardian lo calificó como una “revolución silenciosa” recién el viernes pasado. Y este domingo 23, Jorge Sharp se convirtió en uno de los grandes ganadores de las elecciones más despelotadas y desprestigiadas del último tiempo, debido a los problemas con el padrón electorl.

Con el eslogan “con las manos limpias recuperemos Valparaíso” logró movilizar a más de 40 mil votantes y sacó a Castro del municipio tras ocho años. Sumó también el apoyo del diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, y en las últimas semanas el de Paula Quintana, exprecandidata a la alcaldía de Valparaíso y exministra durante el primer gobierno de Michelle Bachelet.

“Estamos acá, no por azar, estamos por una construcción de más de 10 años de distintas fuerzas políticas y sociales. Hoy tenemos la oportunidad de que la gente gobierne en Valparaíso”, dijo apenas asumió la victoria.

“Hemos demostrado que con una práctica política distinta, donde el centro del protagonismo lo tengan los ciudadanos, es posible construir una alternativa para el país y gobernar una ciudad”, agregó.

El diputado Boric, su principal apoyo y uno de sus más cercanos, celebró vía Twitter. “Hermano, amigo y compañero @JorgeSharp, todo el futuro x delante ! A sacarse la cresta pa transformar Chile. Que alegría x Valpo y su gente”, escribió el diputado por Magallanes.

La apuesta ganadora de Boric

En Marzo de este año, cuando se eligió la primera directiva nacional de la Izquierda Autónoma, Jorge Sharp obtuvo la segunda mayoría, justo detrás de Andrés Fielbaum, el expresidente de la Fech que anunció a través de una entrevista en El Mercurio la salida de Gabriel Boric de ese movimiento político.

Ahí comenzaron los problemas al interior de la IA, las que se desataron a fines de mayo con la fracción y la posterior constitución del Movimiento Autonomista por parte del diputado magallánico. Uno de los puntos de no retorno del quiebre fue justamente la decisión de llevar un candidato municipal a disputar Valparaíso.

El mismo Boric lo reconoció el 2 de junio de este año en entrevista con The Clinic. “Las diferencias públicas comenzaron hace un mes, cuando se anuncia la candidatura de Jorge Sharp en Valparaíso y empezaron una serie declaraciones cruzadas bien duras, donde nuestros ex compañeros no compartían la decisión y se radicalizó con la visita de ellos al ministerio a entregar una propuesta a nombre de toda Izquierda Autónoma”, señaló.

Cuatro meses después, los correteados -tildados de populistas, poco democráticos y caudillistas en el quiebre- fueron los que celebraron. Desde la sede del Colegio de Profesores de Valparaíso, en Avenida Argentina con la calle San José, los resultados hicieron eco de la apuesta que habían realizado meses antes, con todo el desgaste del quiebre de la IA.

Fue, además, la constatación de un triunfo ciudadano. Sharp fue el ganador de unas primarias ciudadanas inéditas en el puerto, imponiéndose por con un 32,28% de los votos, convirtiéndose en ese entonces en el representante del pacto La Matriz.

Su candidatura, que nació como una alternativa a la de Leopoldo Méndez (Independiente-PPD) como representante de la Nueva Mayoría y la de Jorge Castro (UDI) por Chile Vamos, tuvo que sortear varios problemas.

Primero, el financiamiento. Luego, las evasiones para debatir en igualdad de condiciones y la campaña “sucia”, que la semana pasada incluso tuvo un inserto pagado en un diario porteño descalificando a Sharp por venir de Magallanes.

Pero el movimiento ciudadano porteño sorteó eso y se quedó con el botín mayor, la alcaldía de la segunda ciudad más importante del país.

El estreno del “Frente Amplio”

El triunfo de Sharp, finalmente, fue el batatazo de un grupo de candidaturas desde movimientos o partidos políticos de izquierda que entraron a disputar los sillones edilicios en varias comunas. Y el único con un triunfo abrumador.

Distinta fue la suerte de su compañera Jessica Bengoa, que se quedó en el cuarto lugar con poco más del 8% en Punta Arenas.

En el caso de Revolución Democrática, que compitió en cinco comunas, el mejor desempeño lo tuvo en Taltal, donde el pacto Cambiemos la Historia obtuvo el 32%, quedando en segundo lugar con buenas proyecciones para el 2017.

También destacaron en San Miguel, donde el joven Andrés Dibán logró cerca de 20% de los votos y dañó enormemente a Julio Palestro, sacándolo del municipio tras 12 años y provocando el triunfo del RN Luis Sanhueza.

En La Granja, Natalia Castillo logró un segundo lugar, aunque muy lejos de Felipe Delpin, que confirmó un nuevo período con más del 63% de los votos. Y más abajo se ubicaron Ricardo Díaz, logrando 11% en Antofagasta; y finalmente Alex Garrido, con cerca de 7% en La Serena.

“Nuestra apuesta para esta municipal es tratar de ganar todo lo posible, pero además darnos a conocer y que la gente entienda que hay alternativas a los grandes bloques tradicionales que tienen la política alejada de la gente”, decía Sebastián Depolo, coordinador nacional de RD durante la mañana del domingo.

En Estación Central, Doris González -vocera del movimiento de pobladores Ukamau y apoyada por la Izquierda Libertaria- se ubicó en tercer lugar y consiguió un 8% de las preferencias, donde el UDI Rodrigo Delgado se impuso para un nuevo período.

Todas las fuerzas, sin embargo, apostaron antes de los resultados a que ésta sería una primera experiencia con miras a consolidar un trabajo del denominado “Frente Amplio” el próximo año, en las elecciones parlamentarias y presidenciales. El mismo Sharp lo dijo en su discurso:

“Nuestro desafío no solamente es en Valparaíso, recorre de Arica a Magallanes, de cordillera a mar. Nuestro desafío busca representar a los olvidados que no les llegó la alegría. Aquellos que por años estuvimos molestos e indignados por una clase política que no ha dado el ancho”, dijo el flamante nuevo alcalde porteño.