MEO

Otras vez la trama de las facturas truchas.

Resulta que esta mañana, a propósito de esa extendida práctica, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló contra el ex candidato presidencial y fundador del PRO, Marco Enríquez-Ominami.

De acuerdo a la información que da a conocer La Tercera, el CDE apunta a un documento de 170 millones de pesos emitido en la campaña de 2013, frente al cual no habría servicios efectivamente prestados.

La querella además incluye a su exasesor, Cristián Warner, y a Sergio Novoa. El libelo es por infracción al artículo 470, número 8 del Código Penal, que “a los que fraudulentamente obtuvieren del Fisco, de las municipalidades, de las Cajas de Previsión y de las instituciones centralizadas o descentralizadas del Estado, prestaciones improcedentes, tales como remuneraciones, bonificaciones, subsidios, pensiones, jubilaciones, asignaciones, devoluciones o imputaciones indebidas”.

Cabe recordar que ME-O fue formalizado el pasado 19 de octubre en el marco del caso SQM, esto como facilitador de documentos ideológicamente falsos a la minera no metálica. El exdiputado quedó con arraigo y firma quincenal.

ME-O ha reiterado que no ha cometido ningún delito, y que él mismo, ante la aparición de un solo peso de dudosa procedencia se bajaría de cualquier candidatura.

Ayer, en el mismo caso, la Fiscalía acogió una denuncia de Enríquez-Ominami contra el persecutor a cargo del caso, Pablo Gómez, y decidió abrir un sumario. El hecho apunta a los dichos en los medios de comunicación y a la petición de diligencias durante la formalización.