10 de Junio 2016/YUNGAY El ministro de EnergÌa, M·ximo Pacheco, durante la inauguraciÛn de la Central HidroelÈctrica Itata, en la comuna de Yungay dela regiÛn del BiobÌo. Su capacidad instalada de 20 MW permite una generaciÛn media anual de 72 GWh, energÌa suficiente para abastecer de suministro elÈctrico a 40 mil hogares.  FOTOS: MARIBEL FORNEROD/AGENCIAUNO

Este lunes, La Tercera dio a conocer la estrategia del ex ministro de Energía Máximo Pacheco, para mejorar su imagen en las encuestas durante este gobierno de Michelle Bachelet, el que abandonó el 19 de octubre para asumir como jefe del equipo de la campaña de Ricardo Lagos.

Su ex cartera desembolsó $ 45,8 millones para financiar dos proyectos con la empresa Zisis & Asociados Limitada, uno para la “ciudadanización del Ministerio de Energía”, que según el documento de agosto de 2015 pretendía “fortalecer las acciones del ministerio para que, además de su signo de motor de la economía, sea reconocido por resolver los problemas reales de la ciudadanía, de manera cercana, empática y oportuna”.

Lo segundo buscaba mejorar las habilidades de comunicación y liderazgo de Pacheco, trabajándolo “con elementos audiovisuales, juegos de lenguaje, miradas y otros”, algo que según cercanos al ministro, lo ayudó por ejemplo a exponer frente a ambientalistas que se oponían a proyectos eléctricos, como en Puelo o Coronel.

Asimismo, el bisnieto del ex Presidente Arturo Alessandri e hijo del ex senador DC Máximo Pacheco Gómez, pagó $ 155 millones en enero de 2015 a la agencia de publicidad Deluxe Limitada por el “servicio de difusión y publicidad para el Proceso de planificación participativa de la política energética de largo plazo-iniciativa 2050”.

Esto pretendía ser una “estrategia digital para aumentar la participación y registro en la plataforma ciudadana energia2050.cl, así como en las redes sociales”, buscando “difundir y dar credibilidad al proceso”.

Luego, en febrero de 2016, el Ministerio de Energía contrató a Ekhos S.A. por $ 44,7 millones para crear una “estrategia y plan de comunicaciones período 2016”. Según La Tercera, en esta firma, que ha hecho “numerosos” contratos con el Estado, figuraba como socia Alejandra Jorquera, pareja del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy. Además, dentro de esta empresa se encuentra Claudio Rutllant, ex ejecutivo de Imaginacción, propiedad de Enrique Correa.

Más tarde, en mayo de 2016, el centro de estudios Market Opinion Research International (Mori), dirigido por Marta Lagos, fue contratado por $ 20 millones para mostrarle al Ministerio de Energía la percepción ciudadana en esta área, a pesar de que, desde 2015, esa cartera realiza su propia Encuesta Nacional de Energía.

Luego de tres meses, Energía acudió una vez más a Mori, pagando $ 4,8 millones para la realización de seis focus group “para conocer cómo la población percibe la agenda de Energía, por una parte, y por otra, la política energética a largo plazo impulsada por este ministerio”.

La ofensiva de la UDI

Tras conocerse lo anterior, la Unión Demócrata Independiente (UDI) presentó dos oficios ante la Contraloría y al Ministerio de Energía, solicitando detalles sobre el dinero desembolsado por la cartera para las asesorías comunicacionales de Máximo Pacheco.

El presidente de esa bancada, Juan Antonio Coloma, indicó que “no sabemos qué materia tan estratégica puede haber en asesorías comunicacionales que el ministerio se niega a revelar. No queremos pensar que la coincidente salida del ex ministro sea parte de algún tipo de precampaña presidencial y que para ello se haya ocupado alguno de estos estudios”.

“Creemos que es necesario saber por qué se gastó dicha suma de dinero en asesorías comunicacionales cuando todo indica que el gobierno y los ministerios deberían haber evitado este tipo de gastos pensando en la realidad económica de Chile”, añadió.

Además de los oficios, la UDI acudió a la ley de transparencia para pedir todos los estudios y asesorías comunicacionales que contrató la cartera mientras Pacheco la lideraba.

Máximo Pacheco, ministro de Energía: “Hoy la sociedad no está para ser gestionada por tecnócratas” – The Clinic Online