tarud

El diputado PPD y autoproclamado presidenciable para su coalición, Jorge Tarud, se refirió hoy en la sección El Manifiesto de La Tercera a la candidatura que pretende llevar adelante y disparó contra los medios y las encuestas que no lo pescan, porque a juicio de él prefieren a Lagos y Piñera.

“La gente que no me toma en serio en redes sociales no es muy representativa. En Twitter hay muchos anónimos. A Bill Clinton, cuando se lanzó en una precandidatura presidencial, no le daban ni tres puntos. Y llegó a la Presidencia de EE.UU.”, dice.

El diputado además señala que “las grandes encuestadoras se han hecho las lesas con mi candidatura. Me pregunto cuál será la razón, ¿será que alguien bien evaluado que no está en la línea editorial queda fuera? Es extraño”.

Además, el parlamentario dice tener una encuesta de septiembre en la que aparece cinco puntos arriba de Ricardo Lagos en evaluación positiva y que su partido (el PPD) tiene esa encuesta en sus manos y por eso lo aceptaron como precandidato.

“La poca cobertura que se me da es porque algunos medios están claramente intentando posicionar a Piñera y Lagos. Es demasiado notorio. Cuando uno de los dos llama a un punto de prensa, aunque no tengan nada que decir, corren, y los cubren tratando de desmejorar a los demás. Pero la gente se va dando cuenta…, la gente no es tonta”, agrega.

Sobre otro de los presidenciables de la Nueva Mayoría, el senador Alejandro Guillier, Tarud señala que “podrá ser buen analista, buen periodista, pero se moja poquito. Me encantaría tener un debate con él. No dice para allá tenemos que ir, esto es lo que tenemos que hacer. Una cosa es hacer bonitos análisis y otra cosa es cuando uno tiene que tomar las decisiones. Un Presidente de Chile tiene que tomarlas”.

Por último, Tarud señala que a diferencia de otros políticos, a él no tienen “yayitas” que sacarle. “Yo no tengo rechazo, siempre he sido un factor de unidad. Quizás un sector muy extremo podría estar mi contra, pero en el general de la ciudadanía no tengo rechazo. Desde hace tres o cuatro años que vengo sintiendo que la gente me valora. Me lo dicen. Me paran en la calle para decirme que aprecian lo que he hecho. Eso es un incentivo”, finaliza.