garaybizarro

El mismo día en que el autodenominado economista Rafael Garay decidió poner fin a su silencio, desde Rumania, se dio a conocer una nueva querella interpuesta en su contra en los tribunales del país. Dicho documento revela otras mentiras que habría urdido el empresario para convencer a sus víctimas.

Según publica Emol, la acción judicial fue interpuesta por 14 presuntas víctimas que acusan a Garay de haberlos estafado por cerca de $800 millones.

En el documento se señala que el ahora ex prófugo de la justicia, quien se encuentra con arresto domiciliario total en Rumania, le juraba de guata a sus clientes que manejaba fondos privados e invertía en bolsas asiáticas. Todo, “en empresas socialmente responsables, las que visitaba personalmente para tener claro dónde se estaban invirtiendo los dineros”.

Incluso, le habría mencionado que “tenía una oficina en Hong Kong y que siempre pasaban sin problemas todas las fiscalizaciones de la autoridad local”.

Asimismo, se revela que el supuesto economista les aseguraba a que tenía participación en directorios de empresas “en negocios inmobiliarios en África y en la compra del equipo de Fútbol de Fernandez Vial”.

“No escatimaba oportunidad para dar cuenta de sus habilidades y conocimientos especiales que lo ponían por sobre la media en cuanto a la elección de los instrumentos de inversión más convenientes, de acuerdo a la realidad cambiante de los mercados y las bolsas internacionales”, denuncia la querella.

En ese sentido, se señala que “su forma de vida, vestuario, accesorios y automóviles, daban cuenta que se trataba de un hombre de negocios exitoso”.

Así, Rafael Garay, suma 17 personas querelladas en su contra, por el delito de estafa.