Femicidio carabineros

La pareja ya no vivía junta hace más de un año, pero él no dejó de acosarla físicamente y a través de mensajes de texto, según arrojan las primeras investigaciones.

Eran las 2 de la madrugada del día martes 23 de noviembre, y él estaba encerrado en una habitación con ella, en la calle Quetena, sector de Calama.

La pareja discutió y el hombre le pegó dos tiros en la cabeza.

El hijo de ambos llegó hasta la habitación y no pudo entrar, el padre lo amenazó de muerte, así que junto a otro familiar salieron a pedir ayuda. Los jóvenes llamaron a Carabineros y a emergencias, que llegaron hasta el domicilio.

El agresor se angustió ante la presencia de los uniformados y se pegó un tiro en la cabeza con el mismo revolver. Murió inmediatamente, mientras que la víctima falleció camino al hospital, minutos más tarde.

Labocar está trabajando en la recolección de evidencia y conocer más detalles del crimen de género que empañó a Calama, según registró el portal SoyChile.