Familia_Pinochet

A diez días de cumplirse el aniversario número 10 de la muerte del dictador Augusto Pinochet Ugarte, la familia comandada por Lucía Hiriart y sus cinco hijos realizaron una serie de operaciones de compra venta inmobiliaria para asegurar que los bienes que hoy posee la familia no sean embargados para solventar los millonarios impuestos que adeuda parte del clan.

Así lo revela un reporte de Ciper, donde detallan los movimientos realizados en los últimos dos años por el clan del dictador para resguardar su fortuna. Esto, a través de diversas “ventas” de bienes raíces a nietos de Pinochet Ugarte a precios mucho más bajos de su verdadero valor comercial.

Una serie de operaciones en la que los herederos directos del tirano protegieron las propiedades que podrían ser embargadas tras la demanda civil que inició el Estado en 2004 cuando se revelaron la existencia de cuentas secretas en el Banco Riggs.

El reportaje revela como fue vendida en partes la propiedad de Los Boldos, en Bucalemu, a distintos nietos del dictador, todas operaciones que se llevaron a cabo el año pasado. También detalla la venta del emblemático inmueble de Los Flamencos, en La Dehesa, desde el cual Lucía Hiriat de Pinochet se trasladó a un departamento en Avenida Valle del Monasterio, el que también fue vendido en 2015 a cinco de sus nietos.

Sigue leyendo acá el reportaje completo publicado por Ciper Chile