moteles

Por esas curiosidades de la vida, justo cuando se celebra el Día Nacional del Motel, la PDI detuvo a un sujeto de 28 años, identificado como Gonzalo Moya, quien durante el último tiempo se había transformado en un paparazzi de los lugares donde la gente va a darse amor por tres horitas.

De acuerdo a lo que precisa Cooperativa, el modus operandi de este “emprendedor” consistía en pararse en las afueras de los moteles de la cota mil para sacar fotos y grabar a los amantes que entraban y salían.

Con ese material en mano, Moya se hacía pasar por investigador privado y daba rienda suelta al chantaje. Me pagas o dejo al descubierto la infidelidad, más menos decía, indicó el comisario Jaime Aguilera.

“Les decía que había sido contratado por su cónyuge, con la finalidad de poder establecer si estaba siéndole infiel y los llamaba para no darle la información a la persona que eventualmente lo había contratado, sino que prefería que si le pagaban la cantidad de dinero que estaba solicitando hacer desaparecer las evidencias que tenía”.

La policía logró detener al sujeto luego de un descuido de este profesional del amor, pues a uno de los que intentó extorsionar fue nada menor que el dueño de un motel.