guillier A1

“Hay cosas que yo he hecho en mi vida y no todas se saben. Yo pertenezco y sigo perteneciendo a World Vision”, aseveró la noche del lunes el senador y candidato presidencial Alejandro Guillier en Ahora Noticias de Megavisión.

Su frase hacía alusión a la polémica suscitada por su rol en el directorio de la Fundación de Minera Escondida BHP-Billiton, que no consta en su currículo y que podría haber generado un conflicto de interés a raíz de su rol en la Comisión de Minería.

“Lo que pasa es que la declaración de intereses es distinta a un currículum. La declaración de intereses dice ‘qué interés tiene usted hoy día que lo pueda inhabilitar’ y por lo tanto ese es el propósito. Yo cuando decidí ser candidato me retiré de la Fundación Escondida. Segundo, la Fundación Escondida lo que hace es destinar el 1% de las utilidades de las mineras en el desarrollo y el fomento local del territorio en el que opera. Yo soy absolutamente partidario de que eso ocurra por ley”, dijo.

En rigor, ni en la Fundación ni en World Vision Guillier obtuvo remuneración alguna, por lo que la omisión de estos datos podría considerarse un “error involuntario”.

Sin embargo, durante años el personero tuvo una actividad que sí le reportó ganancias y de la que no ha dado cuenta en su vida pública. De hecho, no hay mención alguna a esta labor.

Según pudo reconstruir The Clinic Online, Guillier fue durante años uno de los personeros que trabajó con clientes de Imaginaccion, empresa de lobby perteneciente al exministro Enrique Correa y que ha tenido en su poderosa cartera a, entre otras, a Antofagasta Minerals del Grupo Luksic con su polémico proyecto de minera Los Pelambres, Lota Protein, Crystal Lagoons, Colbún, Cruz Verde, Clínicas de Chile, SMU, CorpGroup, ADT, SQM, Claro, Universidad Santo Tomás y la Asociación Chilena de Seguridad.

En lo específico, quien fue por años el hombre más creíble de Chile, realizaba “talleres de vocería” o coaching, que consiste en preparar a los dirigentes empresariales para enfrentar entrevistas y abordar temas conflictivos. Tal información fue confirmada a este medio por Imaginaccion, pero la entidad se negó a revelar con qué clientes trabajó Guillier. En tanto, compañías que han estado bajo el alero de Imaginacción plantearon que la oferta de Correa de comunicación estratégica incluía un taller de vocería para los ejecutivos con “dinámicas en que los ejecutivos se exponían a situaciones complejas de entrevistas con periodistas de renombre”.

Quienes conocieron el modelo de negocio de ese tiempo, explican a este medio que nunca se ofreció a la exfigura de Chilevisión a los clientes, sino que era uno más de los tantos periodistas que Imaginacción contrataba para estas labores.

En paralelo a esta función al servicio de privados, el periodista era un relevante rostro televisivo con responsabilidad editorial en Chilevisión, canal donde fue jefe de prensa y emitió la polémica cámara oculta al juez Calvo.

Consultado por este tema, y tal como ha ocurrido en otras ocasiones, Guillier declinó hacer comentarios para despejar quiénes fueron sus asesorados.

LA RELACIÓN CON CORREA
A inicios de los ’90, cuando la democracia retornaba al país, Correa se desempeñó como ministro secretario general de Gobierno. En aquella época convocó a un grupo de profesionales para estudiar lo que sería el proyecto de modificación a la ley de prensa que recién se promulgó una década más tarde, en 2001.

En el grupo asesor, junto a Silvia Pellegrini y Sergio Contardo, figuraba Guillier.

La invitación de Correa al actual senador por Antofagasta no es casual y fue la primera de otras que vinieron después desde los gobiernos concertacionistas. En el año 2007 Guillier fue convocado por el entonces jefe de comunicaciones de Michelle Bachelet, Juan Carvajal. Con Guillier se conocen desde tiempos universitarios donde coincidieron en la carrera de sociología en el norte. Carvajal, quien actualmente trabaja para Correa en Imaginacción, publicó un documento donde distintas personalidades y expertos en televisión hablaban sobre “La función política de la televisión: tendencias, contenidos y desafíos en el Chile de hoy”.

En 2006, en tanto, Imaginacción trabajaba con la Asociación de Isapres y Guillier protagonizaba el spot de alabanza a los 25 años del sistema.

“La participación del sector privado en salud ha demostrado ser muy relevante para el desarrollo de nuestro país. Permitió descargar parte importante del crecimiento de la población y focalizar el gasto público en los sectores de mayor necesidad (…) En estos 25 años el sistema de salud privado ha demostrado ser un enorme aporte al desarrollo del país. Se debe ampliar su participación, permitiendo un desarrollo acelerado del sector de salud de Chile“, aseguraba el periodista.

Hasta ahora este episodio era sólo una coincidencia y se desconocía la existencia de un vínculo laboral entre Guillier y la empresa de lobby más relevante del país.