RUEDA DE PRENSA DEL ATHLETIC DE BILBAO

Varios años han pasado desde que Marcelo Bielsa dejó la banca de la selección chilena tras su negativa a trabajar con la dirigencia de la ANFP encabezada por Sergio Jadue, y el “loco” regresó hoy a nuestro país, recorriendo un campamento en Antofagasta.

El rosarino llegó hasta la ciudad nortina invitado por el sacerdote jesuita, Felipe Berríos, con quien caminó por el campamento Luz Divina, donde el cura reside hace varios lustros.

En un sector de extrema pobreza, el entrenador compartió con sus habitantes quienes mostraron sorpresa y agradecimiento con el ex director técnico de la Roja de todos.

Luego de su recorrido, Bielsa asistió a la titulación de uno de los cursos de perfeccionamiento a los que asisten los pobladores, donde el trasandino se sentó entre la gente como un mortal más.

Según explicó el cura Berríos a La Tercera, “lo hemos venido gestionado desde marzo. Lo hemos querido mantener un poco oculto para que no se mezclara con las elecciones. Marcelo viene como un amigo. Es una sorpresa que me quiso dar”.

El jesuíta precisó que “como siempre tiene una preocupación especial por la gente, es sencillo y de pura amistad ha venido. Estoy muy impresionado. Lo acabo de ver. No tenía idea que venía. Somos amigos desde que era técnico de la Selección. Es una persona muy humana. He aprendido mucho de él”.

Qué bonito es recordar: 10 frases de Bielsa que erizan la piel – The Clinic Online