Un conductor en aparente estado de ebridad desató ayer el caos en una concurrida vía de Bogotá, Colombia, en donde chocó con por lo menos 15 vehículos al tratar de huir de la Policía que lo persiguió por no atender una señal de tránsito.

Luego de una persecución que se prolongó por varias calles, las autoridades lograron bloquear el vehículo y detener al hombre que fue trasladado a Medicina Legal para practicarle las pruebas de alcoholemia.

En su huida, la camioneta embistió a todo tipo de vehículos e incluso a por lo menos dos de ellos los sacó de la vía, según se aprecia en videos de las cámaras de seguridad de la zona y transeúntes.

En medio de la confusión, un escolta disparó su arma contra el vehículo porque pensó que su protegido estaba siendo víctima de un ataque.

“Los escoltas se bajan, reaccionan y hacen unos disparos al vehículo”, explicó el coronel Martínez. Pese a los disparos y a los choques, las autoridades inicialmente no reportaron heridos.

El secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo, dijo que el conductor, del que no se suministró su identidad, estaba “alicorado” (bajo influencia del alcohol).