babysec-yt

A poco más de un año de que se destapara el bullado caso de la colusión del confort entre CMPC y la SCA, y que afectó por más de diez años el bolsillo de todos los chilenos, un nuevo arreglín de La Papelera salió a la luz pública y tiene que ver con el mercado de los pañales.

Según consigna el diario La Tercera, dentro del documento de la delación compensada que presentó CMPC ante la Fiscalía Nacional Económica por el Confortgate, aparece el reconocimiento propio de un acuerdo con la multinacional Kimberly Clark para manipular los precios en el mercado de los pañales de bebé.

De acuerdo al texto que elaboró el fiscal de La Papelera, Rafael Cox, hubo entre CMPC Tissue y Kimberly Clark “acuerdos de alzas de precios, intercambios de información de alzas de precios, coordinación en la participación en actividades promocionales y acuerdos de posicionamientos relativos de precios que habrían afectado al negocio tissue y que se habrían alcanzado en relación con acuerdos que afectaron al negocio sanitario”.

Añadió que los tratos entre ambas firmas “se habrían alcanzado principalmente en relación a pañales de bebé, pero habrían involucrado también a otros productos del negocio sanitario”.

Otro dato relevante al interior de este famoso texto apunta a las reuniones que realizaron ejecutivos de ambas empresas para llevar adelante el arreglín. Al respecto, el documento apunta a que esta práctica habría iniciado por allá por el año 2002 y se habrían terminado en 2009.

“Conforme con los antecedentes aportados a este proceso, ejecutivos de Kimberly Clark y Tissue habrían acordado subir precios de productos sanitarios”, apunta el documento.

Sobre las reuniones, se puede decir que los ejecutivos se concertaban en distintos hoteles de Santiago, como por ejemplo en el restaurante del ex Hotel Carrera.

Según CMPC, a estas citas llegaban el ex gerente general de CMPC Tissue Chile, Eduardo Serrano y el ex gerente general de Kimberly Clark Chile, Gonzalo Eguiguren. Sobre esta materia, el escrito señala que “en ese almuerzo se habría acordado mantener conversaciones para competir ‘sin destruir los niveles de precio’”.

Tras dicha cita, hubo otras “en las que habría participado Gonzalo Eguiguren por Kimberly Clark y Cecilia Häberle y Eduardo Serrano por Tissue (CMPC)”. En éstas se trató el posicionamiento de precios relativos y el esperado alza de precios.

En otras reuniones participaron “Sebastián Buzeta y Carolina Valdivieso por Kimberly Clark, y Cristián Rubio y Felipe Alamos por Tissue”.

En lo concreto, por ejemplo, entre noviembre y diciembre de 2006 hubo conversaciones para que la marca Babysec de Tissue tuviera un posicionamiento relativo dentro del segmento premium de pañales con un 4% por sobre Huggies de Kimberly Clark.

De la delación compensada realizada por Tissue también se desprende una reunión que se habría efectuado entre 2008 y 2009, y que tuvo por motivo el poner fin a una guerra de precios que se estaba produciendo entre ambas firmas. El lugar escogido para llevar adelante esta conversación fue un café incluyó también “en el Parque Arauco o en el Alto Las Condes”.

El escrito revela que CMPC le dijo a Kimberly Clark que poseía “un posicionamiento de las marcas definido en relación con Kimberly Clark, y que lo iban a buscar mantener, aunque ellos bajaran los precios”. Por su lado, Kimberly Clark contestó que bajando los precios “no hacían más que reaccionar a la agresividad de Tissue”.

CMPC precisó en el texto que estos encuentros “habrían sido esporádicos, en un ambiente general de competencia y fuertes variaciones en las participaciones de mercado”.

Otro punto dentro del escrito arrojó que hubo un incremento de su participación de mercado de 30% por sobre Procter & Gamble y Kimberly Clark. A renglón seguido indican que hubo “intentos puntuales por parte de Felipe Alamos de contactar a sus ejecutivos (Procter & Gamble) y también intercambios de información, a través de terceros, relativa a las alzas de precios”.

¿Cuándo habrían terminado las conversaciones sobre esta colusión? Según el documento, todo esto pasó luego de que Gonzalo Eguiguren saliera de la gerencia general de Kimberly Clark, ya que las investigaciones internas de La Papelera indican que “no se habrían mantenido los contactos entre ambas empresas” después de este hecho.

El documento recoge además que entre 2010 y 2011 hubo una reunión social, algo más relajada, donde “Rafael Schmidt de Tissue le habría reclamado ‘en tono de broma’ a Tomás Izcue de Kimberly Clark, por sus bajos precios. A ellos este último habría respondido que era Tissue la que tenía los precios muy bajos, informando que Kimberly Clark ya había subido los precios en pañales”.

Frente a esto, el texto elaborado por CMPC indican que luego de esta comentada cita ya no hubo más acuerdos ni coordinaciones.

Confortgate: Estas son las marcas que compraron los chilenos durante los más de diez años que duró la colusión – The Clinic Online