Johnny Herrera A1

El ídolo y capitán de la “U”, Johnny Herrera, se mandó un anuncio de aquellos que dejó con infarto a algunos hinchas del Bulla.

En medio de la polémica que ha sostenido con el presidente de Azul Azul, Carlos Heller tras sus críticas a la dirigencia por experimentar en la banca de un equipo grande, el arquero de la Roja señaló al diario El Mercurio que ya se encuentra llevando a cabo conversaciones para preparar su salida del club de sus amores.

“Me reuní con Azul Azul para acordar mi salida de la U, esa es la realidad de lo que hablamos y en eso estamos. Fue una reunión consensuada y en ningún caso me llamaron a terreno ni terminé pidiendo perdón, porque el tema fue otro. Quise ir al CDA y hablar con los dirigentes para acordar mi desvinculación de Universidad de Chile”.

Según la publicación, varios dirigentes quedaron sorprendidos por lo que estaban escuchando, ya que dentro de todos los problemas, jamás pensaron que el portero tomaría una determinación de ese tamaño.

“Nos tomó por sorpresa la decisión de Johnny, porque no está en nuestros planes que se vaya. Él es un símbolo de la U y tiene un peso que no podemos obviar. Sería muy complicada su salida, pensando en los hinchas y en el momento por el que atraviesa el club. Se le pidió que se quedara, a fin de lograr una solución”, afirman algunos miembros al interior de la dirigencia.

El periódico de Edwards consigna que en el entorno de Johnny aclaró que su postura apunta “a los cuestionamientos que siente ha recibido pública e internamente de algunos directores, que entiende no lo quieren en el club, por lo que había decidido marcharse”. Añadieron que Herrera está chato “de los errores directivos”, además de sentirse sumamente sentido por la forma de negociar su renovación.

Sus dichos van en la línea del extraño video que subió hace algunos días en su cuenta de Instagram, en el que aparecen sus mejores atajadas durante este torneo, junto con su imagen aplaudiendo y saludando a Los De Abajo.

Entre los interesados para recibir al meta está Evertón de Viña del Mar, donde Herrera ya tuvo un positivo paso consagrándose campeón del fútbol chileno tras vencer en una infartante final a Colo Colo.